Arias realizó las obras en la cubierta de Riazor

Colapso a la vista: un Dépor en Segunda B perderá la mitad de ingresos

El Deportivo se jugará en los tribunales su permanencia para evitar un descenso que podría recortar su presupuesto por debajo de los 10 millones de euros

El Deportivo afronta jornadas clave fuera de los terrenos de juego. De las decisiones de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Consejo Superior de Deportes (CSD) y los tribunales depende que el conjunto presidido por Fernando Vidal logre o no su permanencia en la Segunda División y evite un temido descenso que asestaría un nuevo golpe a la delicada situación económica del club.

Y es que la diferencia entre militar en la categoría de plata o en una Segunda B que la próxima temporada encara una remodelación se traduce en perder más de la mitad del presupuesto, como muestran las experiencias del Córdoba y el Gimnástic de Tarragona, dos de los cuatro conjuntos que descendieron la temporada pasada (los otros dos fueron el Reus, apartado de la competición por problemas financieros, y el Rayo Majadahonda, que no desglosa sus presupuestos).

En el caso del Córdoba, el conjunto andaluz pasó de disponer de 14,7 millones de euros para gastar a lo largo de la temporada 2018-19 a ver reducida esta cantidad hasta los 5,5 millones de euros en su regreso a Segunda B. Se trata de un recorte del 62,5%, superior al del Gimnástic de Tarragona, que sufrió una disminución de 12,3 a 6 millones de euros (-51,2%).

El golpe, en cifras

En el caso de que el recorte de ingresos se moviese en esta horquilla, el Deportivo se quedaría con un presupuesto de entre 8,2 y 10,7 millones de euros la próxima temporada, en unas cifras que quedan supeditadas a la decisión que tomen las autoridades respecto a una última jornada en la que Deportivo, pero también otros clubes como Elche, Numancia o Rayo Vallecano, consideran que se ha “adulterado” la competición. Es por este motivo por el que el conjunto blanquiazul exige o bien la repetición de la jornada íntegra o, en el caso contrario, dejar sin validez los descensos producidos este lunes por no haberse respetado la circular que estipula que todos los equipos que se jueguen la permanencia o el ascenso deben jugar todos en horario unificado para garantizar la igualdad de condiciones.

En el caso de que el Deportivo naufrague en la ofensiva avanzada por Fernando Vidal contra la controvertida decisión de la LFP, la RFEF y el CSD, un descenso a Segunda B impactaría de lleno en la principal fuente de ingresos del conjunto herculino. Se trata de los ingresos por retransmisión, las cantidades que percibe el club por la cesión de los derechos televisivos. Esta partida aportó 10,3 millones la temporada pasada y estaba previsto que aportase 8,4 millones en una campaña 2019-20 marcada por el Covid-19. Esta cantidad quedaría prácticamente volatilizada en el caso de descender a Segunda B, ya que, por ejemplo, el Córdoba estima que solo percibirá 200.000 euros por esta vía en su regreso a una Segunda B cuya emisión de partidos queda relegada a las televisiones autonómicas a la espera de ver cómo se efectúa su remodelación hacia la Segunda B Pro.

El impacto en los abonos

También se vería previsiblemente afectada la partida de ingresos por abonados y socios, por la que el Deportivo tenía previsto recaudar 4,83 millones de euros. Esta cantidad, de la cual un tercio se queda en el aire tras la celebración de las últimas 11 jornadas de Liga a puerta cerrada por el Covid-19, podría verse también reducida tanto por un recorte de precios por la bajada de categoría (se bajaron un 5% tras el último descenso), como por una posible disminución en el número de abonados, algo que, sin embargo, apenas se notó durante los tres descensos sufridos por el club en la última década. A este doble golpe se suma el del Covid-19, ya que todavía no está confirmado cuándo estará permitido que entre público en los estadios ni cuál será el aforo máximo, lo que deja en el aire la recaudación por esta vía.

La tercera mayor partida de ingresos del club es la que tiene que ver con los ingresos por comercialización y publicidad, que el año pasado se situó en los 2,7 millones de euros, y que está sostenida, en buena parte, por empresas del área de A Coruña como la propia Abanca, que da nombre al estadio y que la semana pasada podría salir de la Junta General como principal accionista del Deportivo si se aprueba la capitalización de deuda, Estrella Galicia o Luckia.

Los 'salvavidas' en Segunda B

La controvertida decisión de la LFP, RFEF y CSD de disputar todos los partidos de la última jornada de la Liga Smartbank a excepción del Deportivo-Fuenlabrada deja, de esta forma, al conjunto coruñés como uno de los principales perjudicados por consumar un descenso de categoría que asestaría un golpe a sus cuentas que solo se podría edulcorar con dos partidas: los ingresos por ventas de jugadores y el seguro por descenso.

Por la primera vía tenía previsto embolsarse el conjunto herculino un total de 8,6 millones de euros esta temporada gracias a traspasos como los de Edu Expósito y Quique González al Éibar (por un importe total que rondó los siete millones de euros), pero que difícilmente podrían repetirse ante un descenso a Segunda B que recorta el valor de mercado de una plantilla que no ha cumplido con las expectativas y en la que solo 14 jugadores tendrían contrato para la próxima temporada.

La segunda fuente de ingresos sería el seguro por descenso. Todos los clubes profesionales aportan a un fondo común el 2,5% de los ingresos por derechos de televisión para poder canalizar estos recursos como ayudas a los equipos que descienden. El objetivo es que estos últimos puedan mantener en su nueva categoría los contratos de jugadores que fueron firmados cuando militaban en una división superior. El Deportivo percibió por este concepto un total de 13 millones de euros durante la temporada pasada, una cantidad que se reduciría a cerca de una décima parte (alrededor de 1,5 millones de euros) en el caso de que se materializase su descenso a la división de bronce del fútbol español.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad