Un profesional sanitario en una residencia de la tercera edad. EFE.

Una de cada cinco muertes por Covid-19 en Galicia es en una residencia

El número de muertes y contagios se frena en la comunidad gallega, aunque los familiares de usuarios reclaman que la Xunta intervenga más centros de mayores

La curva del coronavirus comienza a aplanarse en Galicia. Así se deduce, por lo menos, a tenor de los datos que, cada jornada, hace públicos la Xunta de Galicia. No obstante, el foco de atención sigue puesto en las residencias. Este martes, familiares de usuarios del centro privado DomusVi de San Lázaro, en Compostela, reclamaban al Gobierno gallego que asumiese directamente su gestión debido a la situación que vive el geriátrico, con 112 personas contagiadas, entre mayores y trabajadores, y 14 personas fallecidas desde el inicio de la pandemia. 

Este martes, Galicia cuantificó once víctimas mortales con coronavirus en los hospitales de la comunidad (la cifra más baja en nueve días) y ocho más en las residencias de mayores. Esas cifras elevan hasta las 265 el número de personas fallecidas en la comunidad por la crisis del Covid-19: 215 en los hospitales y 50 en las residencias de mayores.

Atendiendo a estos datos, la realidad es que, hasta el momento, cerca del 20% de los fallecidos con coronavirus en Galicia han muerto en una residencia de ancianos. Lo que es lo mismo, aproximadamente una de cada cinco muertes por Covid-19 en la comunidad se produce en uno de estos centros

Una crisis lejos de Madrid y Cataluña

Aunque la situación de las residencias gallegas ha provocado numerosas críticas por parte tanto de los grupos de la oposición a la Xunta como por los propios usuarios y familiares (la asociación del Defensor del Paciente ha solicitado a la Fiscalía de Galicia que investigue la gestión del coronavirus en estos establecimientos, tal y como ya se está haciendo en Madrid), la realidad es que el ratio está aún alejado de los de otras comunidades donde, eso sí, el impacto de la pandemia ha sido mucho mayor.

En Cataluña, de hecho, uno de cada tres fallecidos por el Covid-19 vivía en una residencia de mayores. Según los últimos datos, un 31,3% de los 2.908 fallecidos que contabilizaba la comunidad este martes residían en estos centros.

Por su parte, en Madrid, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso indica que en las casi 500 residencias de mayores de la región fallecieron más de 3.000 personas en el mes de marzo, casi el 6% de los mayores que había en esas residencias a principios de mes (52.000), tres veces más que en el mismo periodo del pasado año. No obstante, muchas de estas muertes se produjeron desconociéndose si los mayores estaban o no contagiados por el virus. 

Datos a examen

Atendiendo al último recuento de este martes, en las residencias de mayores de Galicia han fallecido 50 usuarios y se han contabilizado 935 contagios: 689 entre usuarios y 246 entre trabajadores. No obstante, el número total de usuarios fallecidos y afectados por el coronavirus en estos centros fue puesto en tela de juicio la pasada semana ya que la Xunta no incluía en el recuento de los fallecidos en residencias a aquellos usuarios que expiran en los hospitales. Este martes, el Gobierno gallego indicó que variaría la forma de sus comunicaciones, de cara a dar datos más transparentes. Informará a diario de los contagios de usuarios de las residencias de mayores de Galicia, así como de aquellos que fallezcan tanto en estas instalaciones como de los que hayan sido derivados a hospitales o a las denominadas residencias integradas.

En un comunicado, la administración gallega señala que a partir de ahora centralizará en la Consellería de Sanidad la información que facilitará a los medios relacionada con la pandemia del coronavirus, tanto el total de casos como los relativos a los centros residenciales, de lo que se venía ocupando Política Social. Sanidad también centralizará la información sobre las cuatro residencias integradas habilitadas en Galicia, las de Os Milagros, en Baños de Molgas, Porta do Camiño en Santiago, DomusVi Cangas y DomusVi Barreiro (Vigo), y sobre "aquellas que se puedan poner en marcha en el futuro".

Además, las residencias de mayores, tanto las públicas como las privadas, estarán obligadas a informar "con carácter urgente" y "en el plazo máximo de dos horas" de los fallecimientos que se produzcan relacionados con Covid-19 y "con independencia de su causa inmediata".

Frenazo en los contagios

A día de hoy, con el número de contagios frenándose en la comunidad (este martes se registraron 93, frente a los 167 de la jornada anterior) y con el decrecimiento de los pacientes en UCI (162 camas están ocupadas de 270), la mayor inquietud con respecto al avance del coronavirus en Galicia sigue estando en las residencias de mayores. 

En el caso de estos centros, no obstante, el número de contagios también desciende (el último dato habla de un crecimiento del 5%, seis puntos menos que el día anterior). El principal foco continúa siendo el centro Nuestra Señora de la Esperanza de San Rosendo, en Ourense, con 106 positivos. Le siguen las residencias DomusVi de Cangas y de Vigo, que suman 166 contagiados. 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad