alcoa luto 2

Alcoa: Sánchez allana el camino al plan energético de Liberty

El Ministerio de Transición Ecológica apuesta por facilitar los proyectos basados en hidrógeno verde, como el que Liberty quiere promover para Alcoa

Este lunes arrancó la segunda fase de las negociaciones entre Alcoa y Liberty House por la planta de aluminio de San Cibrao. Por lo menos así estaba estipulado en el calendario dado a conocer recientemente y por el que se indicaba que desde el 31 de agosto y hasta el 11 de septiembre, la compañía del gigante GFG Alliance encargaría a un auditor externo una due diligence que analizaría las tripas de la factoría de Cervo de cara a conocer las inversiores que necesita. Curiosamente, esa misma jornada de septiembre también finaliza el plazo estipulado por el Ministerio de Transición Ecológica para enviar contribuciones a su Hoja de Ruta de Hidrógeno, un documento hecho público en julio y que pretende sentar las bases de la apuesta del Ejecutivo de Sánchez por la implantación de proyectos de hidrógeno verde en España.

Las políticas que el Ejecutivo central vaya a desarrollar a este respecto no son baladís para el futuro de Alcoa. Liberty ha indicado que su proyecto industrial apuesta por aliviar la enorme factura energética de la planta de aluminio de San Cibrao con hidrógeno verde, que se generará a partir de fuentes de energía renovables y que por tanto, favorecerá, además, que el aluminio que se produzca también camine hacia el objetivo de ser neutro en carbono.

Si bien, por el momento, Alcoa ha indicado que en las negociaciones con Liberty, "las partes están todavía muy distantes", la hoja de ruta del ministerio de Teresa Ribera para el hidrógeno renovable hacen pensar que la compañía británica cuenta con nuevos alicientes para quedarse en España. Hay que tener en cuenta que, por otro lado, el Ministerio de Industria de Reyes Maroto, también ha indicado que el Estatuto para el Consumidor Electrointensivo estaría listo antes de finalizar el verano, si bien es cierto que este decreto encadena promesas incumplidas en cuanto a su entrada en vigor.

Inversiones millonarias para el hidrógeno verde

El borrador de la denominada Hoja de Ruta del Hidrógeno incluye 57 medidas para, entre otras cuestiones, "preparar el marco regulatorio y favorecer la investigación e innovación" de proyectos de este tipo. El objetivo que se marcha el Gobierno "es tener en 2030 una capacidad instalada de electrolizadores de 4 gw y una serie de hitos en el sector industrial, la movilidad y el sector eléctrico para los cuales será necesario movilizar inversiones estimadas en 8.900 millones de euros" en la próxima década.

En el documento en exposición pública, el Ministerio insiste en que "el hidrógeno renovable es una solución sostenible clave para la descarbonización de la economía". "El hidrógeno renovable es parte de la solución para lograr la neutralidad climática en 2050 y desarrollar cadenas de valor industriales innovadoras en España y en la UE, así como una economía verde de alto valor añadido", apunta.

"Se considera esencial la creación y el fomento de un entorno favorable para la oferta y la demanda de hidrógeno renovable. Cualquier nuevo marco ha de priorizar, en la primera fase de despliegue, los proyectos de producción de hidrógeno renovable vinculados al uso final de la industrial sobre otras opciones", reza el texto.

Favorecer proyectos de hidrógeno

Con este objetivo, el departamento de Ribera expone para su valoración pública (con la posibilidad, hasta el 11 de septiembre, de enviar "contribuciones al texto"), una serie de medidas para favorecer los proyectos de hidrógeno renovable en el país que pueden ser fundamentales para Liberty. Entre otras cuestiones, el ministerio apuesta por la simplificación administrativa y eliminación de barreras regulatorias para la producción de hidrógeno. "Actualmente, la producción de hidrógeno es considerada como una actividad industrial. Esto implica que la construcción de infraestructuras solo puede realizar en suelo calificado como industrial, estando esas actividades sometidas a rigurosas evaluaciones de impacto ambiental, independientemente de la fuente empleada para la producción de hidrógeno", expone.

Así, el Gobierno apuesta por promover el desarrollo de medidas reguladoras "que simplifiquen y faciliten el despliegue de líneas directas de electricidad dedicadas a la producción de hidrógeno renovable en el marco de la normativa del sector eléctrico, así como de los hidroductos locales que transporten hidrógeno renovable en el marco de la normativa del sector de hidrocarburos". También propone, en la misma línea, "favorecer la competitividad del hidrógeno renovable". 

Exenciones fiscales

"Actualmente hay escasez de exenciones fiscales e incentivos económicos/medioambientales que impulsen el desarrollo de proyectos de hidrógeno renovable", indica el texto.  Así, otra de las medidas presentadas pasa por "considerar en el marco de la fiscalidad verde y, en concreto, en los impuestos indirectos, los efectos positivos en el medioambiente del hidrógeno renovable. Asimismo, la fiscalidad deberá incentivar el hidrógeno renovable frente al hidrógeno producido en terceros países no pertenecientes a la Unión Europea sobre cuyo origen no exista trazabilidad".

"Flexibilizar el uso de hidrógeno verde en motores de plantas de generación y cogeneración, proporcionando una mayor garantía de suministro al sistema eléctrico", es otra de las medidas presentadas en el documento que podría ser beneficioso para Liberty.

De Iberdrola a la Xunta

La compañía británica no es, no obstante, la única empresa que ha anunciado la intención de acometer una inversión de este tipo. Iberdrola ya ha arrancado la construcción de la que pasa por ser la mayor planta de hidrógeno verde para uso industrial de Europa. Estará en Puertollano (Ciudad Real) y requerirá de una inversión de 150 millones de euros.

El hidrógeno verde es otra de las apuestas de la propia Xunta de Galicia. El ejecutivo anunció este verano que uno de sus proyectos tractores para favorecer la reactivación económica postcovid se basa en promover la instalación de una planta de hidrógeno verde de 50 megavatios para su uso en la industria, como combustible y en la red gallega de gasoductos, incrementando la capacidad de generación renovable de Galicia. Con esta actuación, el Gobierno gallego aspira a producir 5.100 toneladas anuales de hidrógeno que podrán abastecer una flota de 630 camiones de pila de combustible, durante un año.

 

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad