La plantilla de Alcoa apoya a los trabajadores y sindicalistas que negocian con la empresa un ERE para 534 personas. E.P.

¿Acuerdo entre Alcoa y Liberty?: "Pone todas las trabas posibles"

El comité de empresa de Alcoa acusa a la multinacional de poner problemas a la venta de la planta de aluminio de Cervo: "Juega con la vida de mucha gente"

Queda menos de un mes para que culmine el periodo de negociación entre Alcoa y Liberty para la venta de la factoría de aluminio de San Cibrao. Sin embargo, de momento, la expectativas no son las mejores. Este lunes, el presidente del comité de empresa de la factoría de Cervo, José Antonio Zan, ha acusado a la multinacional americana de "poner todas las trabas posibles" para la venta al conglomerado británico. 

Pasadas dos semanas del inicio de las negociaciones entre ambas compañías, Zan insiste en que se trata de un diálogo entre dos particulares, por lo que los trabajadores "no pueden saber los pormenores". "Se supone que el que vende querrá vender caro y el que compra querrá comprar barato". El presidente del comité de empresa asegura que "este no es el problema", sino que Alcoa "debe darse cuenta de que está jugando con la vida de mucha gente y está intentando meter miedo".

"Queda un mes de negociación, y no puede utilizar a la gente y a los trabajadores para sacar un poco más de dinero o de rédito", ha afeado el sindicalista de CCOO.

Partes "muy distantes"

El pasado viernes, Alcoa emitió un duro comunicado, en el que indicaba que "lamentablemente, las partes aún no han podido llegar a un acuerdo sobre los términos y siguen estando muy distantes en varios temas". Del mismo modo, la compañía indicó que GFG Alliance, el grupo del que forma parte Liberty, "no ha presentado ningún plan industrial para la planta de aluminio primario que indique cómo garantizarán la viabilidad a largo plazo de la planta, incluida una solución energética".

Las palabras de la multinacional estadounidense han sido criticadas por la parte social de la empresa. Zan asegura que "no se puede poner de excusa" que la operación por parte de Liberty no sea viable "cuando es una empresa que ha negociado en todos los continentes y ha comprado empresas en todo el mundo".

Finalmente, Zan ha recordado que ha sido la compañía británica la que impuso el plazo de seis semanas. "Hay que dejar de dar excusas y ponerse a negociar", apremió.

Un artículo de C.D.P.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad