Sandra Ortega y Luis Fernández Somoza / ED

La fortuna de los gallegos de Forbes (excepto los Ortega) se desinfla

En cinco años, el patrimonio estimado de Amancio Ortega se incrementó un 40%, porcentaje similar al perdido por Isabel Castelo o Fernández Somoza

Excepto en el caso del clan Ortega, la fortuna de los empresarios gallegos presentes en el ránking español de la conocida publicación económica Forbes ha decrecido notablemente en los últimos cinco años. Mientras que el patrimonio que la revista atribuye al fundador de Inditex ha engordado un 40% desde 2014, la riqueza que le supone a otros habituales de la lista como Manuel Jove, presidente de Inveravante, Luis Fernández Somoza, ex presidente de Transportes Azkar, o Isabel Castelo, la dueña de Seguros Ocaso, mengua.

Como viene ocurriendo desde hace años, en el podium de la lista Forbes no hay sorpresas. El español más rico que se conoce es Amancio Ortega, fundador y dueño del 60% de las acciones de Inditex. Precisamente, en base a este porcentaje y a la capitalización bursátil del imperio textil, Forbes atribuye al empresario gallego un patrimonio de 63.000 millones de euros. Es un 40% más del que estimaba que poseía hace exactamente cinco años, cuando se le calculaban 46.000 millones.

Sandra Ortega escala posiciones en los últimos años

En aquel entonces, su hija mayor, Sandra Ortega --quien posee el 5% de las acciones de Inditex que antes estaban en poder de su madre, Rosalía Mera— ocupaba el cuarto lugar de la lista de Forbes España. Este 2019, la dueña del holding empresarial Rosp Corunna se consolida como la segunda fortuna de España, con 6.000 millones de euros. También, en este caso, hay una subida considerable con respecto al lustro pasado, cuando la publicación le atribuía un patrimonio de 5.250 millones de euros, un 14,2% menos.

No obstante, además de los Ortega, tres empresarios gallegos más figuran este 2019 en la lista de las 100 primeras fortunas de España. Se trata de Manuel Jove, Isabel Castelo y Luis Fernández Somoza. Al contrario que en el caso de Amancio y Sandra Ortega, sus fortunas parecen haber decrecido. Por lo menos, así lo supone Forbes.

Jove, Castelo y Fernández Somoza

En 2014, al igual que ahora, Manuel Jove era el tercer gallego más rico. Sin embargo, hace cinco años, Forbes cifraba su cartera en 3.000 millones de euros. Ahora, la reduce a casi la mitad: 1.600 millones. Por eso, su puesto en el ránking también se ha reducido, al pasar del número 8 al 16.

Lo mismo ocurre con Isabel Castelo, la presidenta de Seguros Ocaso. Hace cinco años tenía una fortuna valorada en 700 millones de euros y se encontraba en el puesto número 57 del ránking de las 100 personas más ricas de España. Este noviembre baja hasta el puesto 69. Su patrimonio estimado también decrece un 42% hasta los 400 millones de euros.

Otro caso similar es el de Luis Fernández Somoza, quien fue propietario de Transportes Azkar. Hace cinco años era de los empresarios que más había incrementado su fortuna, precisamente derivado de la venta del grupo de transporte. En el puesto número 53 de la lista, se calculaba que poseía una fortuna de 600 millones de euros. La lista publicada este martes por Forbes reduce la cantidad a 375 millones de euros, un 37,5% menos.

Las bajas de Forbes

En la lista de las 100 principales fortunas de España ya no figuran empresarios gallegos hasta ahora habituales como es el caso de los hermanos Freire Arteta, dueños de Megasa, a los que llegaron a atribuir unos 1.100 millones de patrimonio o los hermanos Domínguez, dueños de Textil Lonia, la firma que explota las marcas de Carolina Herrera y Purificación García. 

El motivo radica en un cambio metodológico de Forbes que, ya en la edición de 2017, apostó por analizar la riqueza individual de los millonarios, desagregada de la familiar, a través de sus sociedades patrimoniales. 

Los ‘otros’ ricos gallegos

Fuera del ránking de las 100 primeras fortunas destacan también conocidos empresarios gallegos. Es el caso de Manuel Añón, dueño de Hierros Añón, o el hotelero gallego afincado en Barcelona, José Antonio Castro Sousa, de Hesperia. Hace cinco años, Forbes les contabilizaba un patrimonio que oscilaba entre los 300 y los 350 millones de euros. Hoy en día lo rebaja a 160 y 150 millones de euros, respectivamente.

Curiosamente, entre los millonarios de la comunidad gallega, Forbes destaca en esta edición a Tino Fernández, dueño de la tecnológica Altia y expresidente del Deportivo de A Coruña, al que atribuye una fortuna de unos 140 millones de euros. Fernández es es el principal accionista de Altia Consultores, sociedad que cotiza en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) y de donde proviene gran parte de su fortuna. La publicación destaca, de hecho, que el negocio de Fernández ha atraído la mirada de Ram Bhavnani, empresario canario de origen indio que entró en Altia en 2014 y que, en estos momentos, tiene ya casi el 10% de la empresa. La capitalización de la compañía ronda los 130 millones de euros.

Pero, ¿cómo contabiliza Forbes la riqueza de los millonarios españoles?

La publicación económica acude a datos del Registro Mercantil, a los de la CNMV y a las auditorías del sector para recopilar datos. También atiende al valor de las empresas cotizadas, así como al de las sicavs. En el caso de empresarios cuyos activos no forman parte de cotizadas, se remite a las últimas cuentas presentadas. No obstante, algunas voces apuntan a las características especiales de las empresas que cotizan en el MAB, ya que el porcentaje de acciones sujetas a cotización es más reducida que el mercado oficial (en el caso de Altia, por ejemplo, es un 19,8% del total) y su liquidez es menor, hecho que puede arrastrar el precio de los títulos y, por tanto, la capitalización resultante. La contabilización de Forbes tampoco tiene en cuenta el pasivo de las grandes fortunas.

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad