Luis Fernández Somoza, Sandra Ortega y Juan Carlos Rodríguez Cebrián / ED

De Sandra Ortega a Cebrián: las fortunas gallegas reviven sus sicavs

Las sicavs de los ricos gallegos aumentan su patrimonio este año, tras la caída experimentada en 2018

Las sicavs (sociedades de inversión de capital variable) de las grandes fortunas gallegas están recuperando este año es esplendor perdido en 2018. El pasado ejercicio, la tendencia general para estas sociedades de inversión fue a la baja. Cayeron un 9,5% en el conjunto del Estado. El fuego cruzado entre China y Estados Unidos, así como el fantasma del brexit, no ayudó a la rentabilidad de estas sociedades. No obstante, y a pesar de un escenario marcado por la desaceleración económica, la tendencia en 2019 está cambiando. Mientras que Galicia afronta un periodo de emergencia industrial, con la amenaza de desinversiones de grandes empresas como Endesa o Alcoa, los ricos gallegos ven como el patrimonio de sus sicavs aumenta.

Soandres de Activos, sicav de Sandra Ortega, la heredera de Rosalía Mera cerró el tercer trimestre con un patrimonio de 305,8 millones de euros, un 7,5% más que el que presentaba a cierre del pasado año y que ascendía a 284,5 millones de euros. Eso sí, a pesar de la recuperación, el patrimonio de la sociedad de inversión de la dueña de Rosp Corunna aún está muy lejos de los números que manejaba hace cuatro años, cuando sobrepasaba los 410 millones de euros. Entonces, la empresaria ordenó retirar casi 125 millones del patrimonio de esta sicav gestionada por JP Morgan.

Las sicavs, pendientes de la evolución del comercio mundial

La cartera de Ortega es conservadora. Un 65,2% de los activos de Soandres se dedican a renta fija y liquidez, un 10,6% a alternativos líquidos y un 24,05% a renta variable. En el informe trimestral remitido a la CNMV, JP Morgan destaca que el incremento de patrimonio de Soandres se debe “a la propia evolución del mercado”. “El principal riesgo del mercado parece ser una intensificación del conflicto comercial que afecta a la confianza de las empresas y a los consumidores”, expone, a la vez que advierte de que un alza de los datos de inflación también impediría a los bancos centrales “mantener el soporte de la economía y los mercados financieros mediante políticas expansivas”.

Las sociedades de Cebrián, al alza

La sicav de Sandra Ortega crece, igual que las que están relacionadas con el Juan Carlos Rodríguez Cebrián, el sobrino político de Amancio Ortega. Silleiro de Inversiones, sicav gestionada por BBVA Asset Management, acabó el tercer trimestre del año con un patrimonio de 14,4 millones de euros, con un incremento de un 15% sobre los datos que presentaba a finales de 2018, cuando su capitalización ascendía a 12,4 millones de euros. Similar comportamiento ha mostrado también Vivero de Inversiones. Esta sociedad, gestionada en su caso por el Santander, amplió patrimonio hasta los 18,5 millones de euros, un 14,4% más que hace nueve meses, cuando su patrimonio era de 16,2 millones de euros. Cuatro años antes, no obstante, sumana más de 21 millones de euros.

Según indica en su comunicación al supervisor bursátil, durante el tercer trimestre del año se ha visto beneficiado por la subida en la valoración de los activos en los que invierte. Ferrovial, Iberdrola o el fondo Robeco son los que le han aportado más rentabilidad; los que menos: Santander y Teléfonica.

Fernández Somoza

Luis Fernández Somoza, quien fue dueño de la empresa de transportes Azkar, también está entre las fortunas gallegas que apuestan por la inversión de renta variable. Las dos sicavs con las que se relaciona, Currelos y Guntín de Inversiones, aumentaron capital. Currelos lo hizo un 7%, hasta alcanzar los 63,9 millones de euros, una cantidad, con todo, que está lejos todavía de los 113,1 millones que presentaba en 2017. 

Guntín de Inversiones, por su parte, llegó al tercer trimestre de 2019 con un patrimonio de 117,2 millones de euros y una rentabilidad acumulada a lo largo del año de un 6,4%.

En los últimos años, no obstante, otros de los empresarios gallegos de la lista Forbes, como Manuel Jove, dueño de Inveravante, abandonaron el mundo de las sicavs. En 2016, el empresario finiquitaba la aventura de Doniños y Bourdet, sus dos vehículos en este territorio inversor, al transformarlas en sociedades limitadas. Un año después optó por fusionarlas con Inversiones Frieira

 

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad