Más recortes en Euskaltel: traslada subcontratas de R fuera de Galicia

Más recortes en Euskaltel: traslada subcontratas de R fuera de Galicia

Euskaltel anuncia diez despidos en la gallega R y abre la veda a los traslados al destinar a 20 trabajadores de subcontratas a Asturias

Zegona vuelve a pasar la tijera por la gallega R, Euskaltel y Telecable. Apenas un mes después de anunciar el cese de una veintena de directivos (entre ellos dos de R), la compañía trasladó ayer a los sindicatos su decisión de prescindir de diez trabajadores de R, ocho en Euskaltel y siete en Telecable.

Es una de las patas del plan para la "simplificación organizativa" que el recién nombrado consejero delegado de la compañía, José Miguel García, avanzó el pasado martes y que vendrá acompañado de recortes adicionales en la red de subcontratas de R, todas ellas en el área de A Coruña, y que está integrada por medio millar de trabajadores (más del doble que los 200 que emplea la operadora gallega).

Traslados a Asturias

La compañía ya ha trasladado a una de sus subcontratas, Comfica, la decisión de prescindir de 20 de su casi centenar de trabajadores después de decidir que estos mismos servicios pasarán a ser gestionados por ZTE. Aunque la firma china anunció la semana pasada la apertura de un centro en A Grela al que se incorporarán otra quincena de trabajadores externalizados de la propia R, no será este el destino de los empleados de Comfica.

Según ha podido saber Economía Digital, la cúpula de Euskaltel ordenará el traslado de estos servicios de mantenimiento de red al recién inaugurado centro de ZTE en Asturias a partir del próximo mes de septiembre, lo que implicará despidos en Comfica (que ha decidido no reubicar a estos trabajadores) a costa de nuevas contrataciones en el Principado.

“Total rechazo” de la plantilla

El recorte de diez nuevos empleos en la gallega R y de poner en marcha traslados de subcontratas se topa con el “total rechazo” de plantilla y sindicatos, que avanzan movilizaciones para la semana que viene en protesta por las decisiones que la nueva cúpula de Euskaltel ha puesto en marcha sin dialogarlas previamente con los sindicatos.

“No se prima en ningún caso la voluntariedad a la hora de pactar las salidas”, denuncian fuentes sindicales que no descartan que Zegona imponga nuevos recortes en R y el resto de marcas de Euskaltel en un futuro. “José Miguel García [consejero delegado de Euskaltel] nos explicó que no habría nuevos despidos si los resultados acompañaban, por lo que queda todo en el aire”, recalcan los representantes de los trabajadores de R.

Al margen de los trabajadores directos en R, otro de los temores es que, tras abrir la veda con Comfica, la dirección de Euskaltel decida trasladar la actividad de alguna otra de las compañías coruñesas que brindan servicio para R a fuera de Galicia o que profundize el recorte entre los otros 80 trabajadores de Comfica.

Los ajustes se ceban en la más rentable

El plan de ajuste anunciado ayer por Euskaltel se centra precisamente en la filial más rentable del propio grupo. Y es que la gallega R cosechó unos beneficios de 43,9 millones de euros el año pasado. Son unas cifras solo superadas por los 48,17 de la propia Euskaltel (que cuenta con un tamaño significativamente superior al de la firma gallega) y que contrastan con las pérdidas de 58,33 millones de euros de Telecable, que desde el pasado 1 de julio ha sido absorbida por R.

“No entendemos que el ajuste se cebe en nosotros cuando nuestros resultados acompañan y conseguimos las mejores ratios del grupo en buena parte de los indicadores”, señalan fuentes de la plantilla de R, que avanzan nuevos movimientos para evitar que la cablera siga los pasos “del Banco Pastor o de Fenosa” y acabe por borrar su huella en Galicia.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad