Francisco Arteche, ex consejero delegado de Euskaltel / Euskaltel

R aporta siete de cada diez euros de los beneficios de Euskaltel

La filial gallega cosechó 43,9 de los 62,6 millones de euros de ganancias de Euskaltel en 2018, mientras Telecable agudiza sus pérdidas

Euskaltel ha encontrado en la gallega R su mejor aliado para encaramarse hasta ganancias récord. La cablera vasca desembolsó 1.190 millones de euros en noviembre de 2015 para hacerse con el 100% de la firma gallega. Desde entonces, los resultados de R no han dejado de mejorar hasta el punto de que ya representa el 70% del beneficio del grupo Euskaltel (62,6 millones de euros en 2018).

La cablera gallega disparó sus beneficios el año pasado hasta situarlos en los 43,9 millones de euros. Son casi 10 millones de euros más que los cosechados en 2017, según se refleja en las cuentas anuales presentadas este jueves por Euskaltel. En ese ejercicio R Cable cerró con unas ganancias de 34 millones de euros, casi idénticas a las de 33,8 millones cosechadas en 2016, el primer ejercicio completo de R en manos de Euskaltel.

R y Telecable, cara y cruz

Con la compra de R, Euskaltel expandió su área de influencia más allá de País Vasco y le permitió introducirse en la tierra donde R ejercía como profeta: Galicia. Pero su expansión no quedó ahí y solo un año y medio más tarde (en junio de 2017) completaba la integración de la asturiana Telecable, aunque sus resultados distan mucho de los de R.

Y es que su filial en el Principado cerró 2018 con unas pérdidas de 58,33 millones de euros, muy superiores a los números rojos de 34,1 millones de 2017. Además, su resultado de explotación, que en 2017 era positivo (565.000 euros), ahora ya se sitúa en -40,39 millones de euros (frente a los 69,97 millones de la gallega R) después de eliminar el servicio de acceso a los partidos de la Champions League de su oferta.

La marca R para desembarcar en León Cantabria

El empuje de R ha provocado que Euskaltel se plantee exportar su fórmula a dos de los próximos territorios que aspira a conquistar. Se trata de Cantabria y León. Allí prevé captar un total de 200.000 clientes con la marca gallega.

El objetivo de la compañía es alcanzar una cuota de mercado del 12% en estos territorios en 2022, que permitirán que Euskaltel complete su mapa de presencia en el norte de España. Primero fue su comunidad de origen, País Vasco, luego Galicia y Asturias y ahora León, Cantabria, pero también La Rioja, Cataluña y Navarra

Zegona, al acecho

La presentación de resultados de Euskaltel se produce apenas tres semanas después de que Zegona cerrase su ampliación de capital para intentar tomar el mando de Euskaltel. El fondo británico, que actualmente controla el 16,34% de las acciones del grupo vasco, cerró a comienzos de este mes una ampliación de capital de 100 millones de libras (unos 112 millones de euros) con el objetivo de hacerse con el 12,5% de las acciones de Euskaltel.

El fondo británico, que fracasó con su opa parcial del pasado mes de diciembre, tiene el camino despejado después de que MasMóvil y Orange descartasen su interés en comprar Euskaltel. En el caso de que Zegona se hiciese con ese 12,5% de las acciones de Euskaltel, elevaría su participación hasta el 28,8% y desbancaría a Kutxabank como primer accionista de la cablera. La entidad vasca controla el 21,32% de las acciones de Euskaltel en la actualidad. Es la figura de referencia en el accionariado de Euskaltel, en el que también figura Abanca, con una participación del 4,48%.

Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad