Núñez Feijóo, en el comité federal del PP, junto a Isabel Díaz Ayuso. EP.

Feijóo y Ayuso: medidas opuestas y casi la misma incidencia de Covid

La tasa de Covid en Galicia es de 327 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, frente a los 339 de Madrid, que mantiene abiertos los bares

La Xunta optó la pasada semana por endurecer de forma notable las restricciones en 60 concellos de Galicia, entre ellos las siete ciudades, para rebajar la presión hospitalaria y evitar la expansión del Covid de las zonas urbanas al rural. El presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, destacó que las medidas implementadas --que incluyen, además del cierre perimetral de las localidades, la clausura de toda actividad hostelera-- son más agresivas que las aplicadas por otras comunidades con mayores tasas de contagios. Sin ir más lejos, la Comunidad de Madrid, también gobernada por el PP y que en semanas anteriores sufrió con especial virulencia la llegada de la segunda ola de la pandemia, mantiene abiertos bares y restaurantes y apuesta por cierres perimetrales solo en determinadas fechas de gran concentración, como los festivos.

Pero, sin embargo, y a pesar de las diferencias, los datos contabilizados por el Ministerio de Sanidad hasta las 14.00 horas de este martes revelan que la incidencia del virus en la comunidad de Madrid y en la de Galicia está en estos momentos casi en las mismas cifras.

Incidencia acumulada

En Galicia, la incidencia acumulada del Covid-19 en los últimos 14 días es de 327,36 casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes, mientras que la de Madrid se eleva hasta los 339,65 casos, una diferencia que no es excesivamente notable a pesar de lo dispar que ha sido el impacto del virus en ambas comunidades desde el inicio de la pandemia.  Si se atiende a la incidencia a siete días, el resultado es similar. La tasa de contagios en la comunidad de Núñez Feijóo es de 154 por cada 100.000 habitantes, mientras que en Madrid se contabilizan 165 casos. Ahora mismo, y tras el notable descenso experimentado por la comunidad dirigida por Isabel Díaz Ayuso, ambos territorios manejan una tasa de incidencia por debajo de la media estatal, establecida en 524,6 casos.

Galicia se mantiene como la cuarta comunidad con menor incidencia del virus, por detrás de Canarias (82 casos), Baleares (255) y Comunidad Valenciana (273). 

Con todo, la coincidencia de datos entre Galicia y Madrid también se explica por los diferentes momentos en los que se encuentra cada comunidad. Feijóo ha endurecido las medidas el pasado fin de semana, mientras que a principios de octubre, el presidente Pedro Sánchez decretó el Estado de alarma en la capital española. Un mes antes, en septiembre, Madrid detectaba cuatro veces más Covid que Galicia con las mismas PCR. El mandatario gallego sostiene que aún harán falta, por lo menos, ocho jornadas más para que se empiece a notar a nivel epidemiológico el impacto de medidas de limitación social como el cierre de la hostelería

Diferentes estrategias

Por otro lado, aunque Galicia y Madrid se aproximan en cuanto a la tasa de incidencia Covid, lo cierto es que la forma de gestionar la crisis sanitaria en cada comunidad es distante. Feijóo apostó por cerrar bares y restaurantes en 60 municipios de la comunidad que aglutinan al 60% de la población. La medida, también seguida en otros territorios como Asturias, Cantabria, País Vasco, Murcia o Cataluña, cosechó la crítica unánime del sector, que se ve criminalizado mientras que los centros comerciales siguen abiertos o el transporte público se mantiene sin reducción de aforo. Por contra, Ayuso ha evitado por todos los medios esa posibilidad. 

Si bien este martes el comité clínico que asesora a la Xunta de Galicia se reunía y dictaminaba que era preciso mantener todas las restricciones en marcha para conseguir reducir los casos activos de Covid (como ya ocurrió en la provincia de Ourense, que lleva casi un mes con limitación de movilidad), en Madrid, Ayuso aseguraba que el cierre de la hostelería "es algo impensable" para su Ejecutivo.

El dilema de la hostelería

"Es muy importante que no se cierren nunca (los establecimientos de hostelería), buscar siempre alternativas para que aunque sea a medio gas sigan adelante. Cerrar es muy fácil pero abrir muy complicado", dijo en un acto de reconocimiento a la hostelería madrileña. La dirigente anunció además que su Gobierno estudia una serie de medidas "creativas" para facilitar el mantenimiento de la actividad en bares y restaurantes como son la instalación de medidores de CO2, la colocación de filtros purificadores de alta eficiencia, la reserva obligatoria de mesa y la puesta en marcha de un sello de excelencia anti Covid.

Por otro lado, a lo largo de las últimas semanas, Ayuso se ha mostrado reacia a aplicar confinamientos prolongados. De hecho, la comunidad madrileña ha optado por cierres y limitaciones de movilidad que se mantienen durante los festivos (el último, el de la Almudena). Si bien Feijóo llegó a estudiar esta posibilidad, finalmente, aconsejado por su comité clínico asesor, optó por cerrar perimetralmente, primero, los grandes ayuntamientos de la comunidad y, posteriormente, elevar el número hasta 60 municipios el pasado fin de semana. La medida se mantendrá en vigor al menos hasta el próximo 4 de diciembre. En estas localidades, además, las reuniones se han limitado a solo convivientes. En Madrid, las reuniones sociales o familiares están limitadas a seis personas. 

Presión hospitalaria

No obstante, y a pesar de que la tasa de incidencia de los contagios de Galicia y Madrid es semejante en estos momentos, las magnitudes son bien distintas. Debido a su volumen de población, esta última sigue siendo unas de las comunidades con más casos diagnosticados en las últimas 24 horas: 959, frente a los 1.914 de Cataluña o los 1.132 de País Vasco.

La presión hospitalaria también es significativamente distinta. La tasa gallega de camas ocupadas por enfermos Covid es del 7,13%, la tercera más baja de España, solo mejorada por los datos por Canarias y Baleares. En el caso de Madrid, el porcentaje se eleva hasta el 16,49%.

En el caso del porcentaje de ocupación de camas UCI, Galicia tiene la segunda mejor marca de España, un 13,95% (a principios del mes de octubre, no obstante, no llegaba al 5%), mientras que Madrid sube hasta el 36,61%.

Pruebas PCR

Curiosamente, entre los datos difundidos por el Ministerio de Salvador Illa también llama la atención el hecho de que ambas comunidades, tanto Madrid como Galicia, presentan unas cifras similares de PCR realizadas. Entre el 31 de octubre y el 6 de noviembre, el teritorio gallego llevó a cabo 55.272 pruebas de este tipo, mientras que Madrid realizó 53.993. Sin embargo, la diferencia radica en el número de test antígenos: 121.578 realizados por la comunidad de Díaz Ayuso frente a los 1.837 en Galicia.

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad