Una trabajadora de un establecimiento de hostelería saca las sillas a la terraza, vacía de clientes por la pandemia de coronavirus. EFE/Archivo

Galicia, la comunidad con menos contagios que clausura la hostelería

Siete comunidades han decidido ya cerrar bares y restaurantes para frenar el Covid. De todas ellas, la gallega es la que presenta menor tasa de incidencia

La Xunta de Galicia, liderada por Alberto Núñez Feijóo, ha decidido que a partir de las 15.00 horas del próximo viernes cerrará la hostelería de hasta 60 concellos de la comunidad durante un mes con el objetivo de frenar los contagios de Covid-19 y rebajar la presión hospitalaria. La gallega no ha sido la única comunidad que ha tomado esta decisión, muy críticada por el sector. Seis territorios más han optado también por clausurar sus bares y restaurantes. Todos, con tasas de contagio muy superiores a las que presenta a día de hoy la comunidad gallega.

En la actualidad, y a la espera de saber qué hará el resto de comunidades que aún no se han pronunciado, la hostelería ha tenido que parar en un tercio del país, donde habitan más de 15 millones de personas. Además de Galicia, Murcia, Cataluña, Navarra, Asturias, Castilla y León y La Rioja han ordenado el cierre de sus establecimientos hosteleros. Representantes del sector en la comunidad han indicado que la nueva restricción es, directamente, "un disparo en la sien", ya que condenará a ERTES a cientos de trabajadores. El presidente Feijóo ha anunciado que, de inmediato, la administración gallega aprobará un paquete de medidas especiales para rescatar a los establecimientos hosteleros. Los propietarios se quejan de la falta de anticipación y de recibir un miércoles un anuncio de cierre que se materializará el viernes.

La incidencia del virus

Según los datos del Ministerio de Sanidad, la tasa de incidencia media del virus en Galicia por cada 100.000 habitantes es de 320 casos en los últimos 14 días. Los contagios se han incrementado de forma notable en la comunidad gallega pero, sin embargo, Feijóo adopta esta medida estando la tasa de incidencia media en España en 528 casos por cada 100.000 habitantes.

Murcia, otra de las últimas comunidades en sumarse al cierre de la hostelería presenta una tasa de contagios a 14 días de 604 casos, mientras que Cataluña sobrepasa los 750 contagios por cada 100.000 habitantes. Castilla y León, que ha llegado a solicitar al Gobierno que valore los confinamientos domiciliarios, registra una incidencia de 819 casos y Asturias está en los 430. Navarra y La Rioja, dos de las comunidades más afectadas por el avance del virus en esta segunda ola, presentan tasas de 1.172 casos por cada 100.000 habitantes y 768 casos, respectivamente.

De todas estas comunidades, solo La Rioja y Galicia han optado por un cierre más moderado de la hostelería. Esto se debe a que no han decretado la clausura de bares y restaurantes en toda la comunidad, sino en sus principales ciudades. La decisión aboca a la mayoría de la población, no obstante, a no poder acceder a estos establecimientos, a excepción de los habitantes de las zonas rurales.

En esta segunda ola, la primera comunidad en decretar el cierre de la hostelería fue Cataluña. La Generalitat anunció el 14 de octubre la restricción por dos semanas, pero terminó prolongándola más tiempo, ante las críticas de los hosteleros. No ha sido hasta pasadas casi tres semanas cuando ha empezado a notarse algún efecto en la situación epidemiológica.

También esta jornada de miércoles Cantabria ha optado por endurecer sus medidas de limitación social. Así, ha decidido confinar todos sus municipios hasta el 18 de noviembre y restringir el consumo en el interior de bares y restaurantes. No obstante, los clientes podrán estar en las terrazas o comprar comida para llevar.

Un artículo de C.D.P.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad