Juan Carlos Escotet, Francisco Botas y Alberto de Francisco en la presentación de resultados de Abanca en Santiago / Abanca
stop

Las adquisiciones de Deutsche Bank y Caixa Geral disparan por encima de los 82.000 millones el negocio minorista

Economía Digital Galicia

Juan Carlos Escotet, Francisco Botas y Alberto de Francisco en la presentación de resultados de Abanca en Santiago / Abanca

en A Coruña, 29 de enero de 2019 (11:43 CET)

Abanca logró un beneficio de 430 millones en 2018, ejercicio que Juan Carlos Escotet definió como el “mejor de la historia” de la entidad financiera en cuanto al “comportamiento económico”. Las ganancias del banco se elevan un 17,3% y los niveles de solvencia se sitúan entre los mejores del sector bancario.

Eso denota la reducción al mínimo de los créditos dudosos, una de las obsesiones de Escotet desde que se hizo con Novagalicia. Los saldos dudosos se redujeron un 29%, encadenando el vigésimo descenso consecutivo, y dejando a Abanca con el menor volumen del sector, según manifestó el consejero delegado Francisco Botas. La morosidad se situó en el 3,6%, también muy por debajo de la media del sistema bancario; mientras que los adjudicados --los activos tóxicos derivados de impagos-- tienen un peso del 0,7%. 

fotonoticia 20190129104105 1920

Deutsche Bank y Caixa Geral aportan 13.500 millones de negocio

El banco asentó su rentabilidad en el negocio minorista, que aportó, según Escotet, tres cuartas partes del crecimiento en los márgenes. El margen de interés se elevó un 11,5% (544,7 millones), el bruto un 29,5% (1.050 millones) y el básico un 9,5% (721 millones). El banco quiere que el corazón del negocio esté en estos ingresos recurrentes, que crecieron un 9,5% como consecuencia de mayores aportaciones tanto por la vía de intereses como de los ingresos por servicios.

El volumen de negocio con clientes se elevó hasta los 69.213 millones, un incremento del 5,6% sin contar las adquisiciones inorgánicas. Con la red portuguesa de Deutsche Bank y el negocio español de Caixa Geral, el salto cualitativo es significativo, pues los ingresos se elevan hasta los 82.730 millones. Las compras de Escotet aportaron, por tanto, 151 oficinas y unos 13.500 millones de negocio.

A cierre de ejercicio, el banco tenía una posición de liquidez de 11.364 millones

Así es la cartera de Abanca

El crédito a la clientela aumentó un 6,2%, hasta un nivel de 29.286 millones de euros. Escotet destacó la intensa actividad en el segmento de pymes y autónomos, así como la importancia que otorga al área de agro y mar, donde tendrá mucha influencia la incorporación de las oficinas de Caixa Geral en Extremadura. La firma de hipotecas de primera vivienda crecieron un 11,3% mientras que las operaciones de crédito al consumo aumentaron un 15,2%. Abanca concede sus créditos fundamentalmente a particulares, un 48% del total, y a empresas (un 40%). 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad