Adriana Domínguez suma el cargo de consejera delegada al de directora general de Adolfo Domínguez
stop

Las tiendas fuera de España superan por primera vez a los puntos de venta del mercado doméstico; Adolfo Domínguez lleva casi una década en pérdidas

en A Coruña, 16 de noviembre de 2018 (12:38 CET)

Durante la crisis que arrastró Adolfo Domínguez desde prácticamente 2010 y que se agravó en el final de la recesión financiera bajo la gestión de Estanislao Carpio, la compañía ourensana inició un repliegue en el mercado español y portugués que provocó una reconfiguración de la red de tiendas y la clausura de centenares de puntos de venta. La llegada de Adriana Domínguez, la hija del diseñador, a la dirección del grupo y la fusión de las marcas ha dado un nuevo empujón a este proceso, que acaba con la textil sumando más puntos de venta fuera de España que en el mercado doméstico.

Por primera vez en la historia de la compañía, el 52% de la red está más allá de la frontera española, fruto de una estrategia que limita las ubicaciones a las calles urbanas más comerciales y que ha ido suprimiendo los establecimientos no rentables. A cierre de agosto, Adolfo Domínguez sumaba 443 puntos de venta repartidos en 29 países tras abrir 9 de sus últimas 12 tiendas en mercados internacionales.

Casi una década en pérdidas

La reconfiguración de la red no ha servido hasta el momento para que la compañía vuelva a beneficios. El primer semestre de su ejercicio fiscal lo cierra con 2,8 millones en números rojos, rebajando un 43,5% el resultado negativo del mismo periodo del año anterior. Adolfo Domínguez achaca a la optimización de la red la mejoría, aunque acumula casi una década fuera de rentabilidad, pues ya el curso cerrado en febrero de 2010 dejó en números rojos a la empresa.

Adolfo Domínguez elevó un 5,4% sus ventas comparables, pero la facturación cayó casi un 5%, situándose en los 52 millones. Para ser rentable, la compañía se hizo mucho más pequeña, pues tenía una cifra de negocio de 170 millones en 2008.  El ebitda de la firma fue negativo en 1,5 millones, pero el mejor de la empresa en ocho años, con una mejora del 51,9%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad