Adriana Domínguez suma el cargo de consejera delegada al de directora general de Adolfo Domínguez

Adriana Domínguez: blindaje de tres años y un plus de 85.000 euros anuales

stop

La directora general de Adolfo Domínguez ingresó 102.000 euros por sus seis primeros meses en el cargo, siendo la única consejera que cobra por objetivos

Rubén Rodríguez

Economía Digital

Adriana Domínguez suma el cargo de consejera delegada al de directora general de Adolfo Domínguez

en A Coruña, 18 de junio de 2018 (05:00 CET)

Siempre aconsejada por su padre, Adolfo Domínguez, y arropada por una dirección repleta de afines al diseñador ourensano, hay pocas dudas de que Adriana Domínguez ha tomado el mando de la compañía textil con el objetivo de devolverla a la rentabilidad. En el año que lleva como directora general, antes de sumar a su currículo este mayo el cargo de consejera delegada, la empresa ha dado un vuelco a su manera de producir y vender ropa. Este proceso que tiene su aspecto más visible en las modernas campañas de marca, inexistentes en la compañía durante casi una década, y en la fusión de las distintas enseñas (U, AD+) para volver a la marca única Adolfo Domínguez.

La asunción de estas responsabilidades tiene su reflejo en el informe de remuneraciones que ha remitido la cotizada ourensana a la CNMV y que muestra algunos detalles del contrato de la directora general. Adriana Domínguez tendrá una remuneración anual de, aproximadamente, 175.000 euros. Durante el pasado ejercicio ingresó 102.000, debido a que se incorporó en julio al puesto, después de que su padre reformara la dirección y el consejo poniendo fin a la etapa de Estanislao Carpio.

Retribución variable y blindaje

El contrato de la también consejera delegada, de carácter indefinido, establece un blindaje para los tres primeros años, de manera que, si la empresa decide resolver el contrato antes de que venza este periodo, Adriana Domínguez tendrá derecho a percibir como indemnización los salarios pendientes hasta que se cumplan tres años de su nombramiento. La única excepción a esta cláusula es que se produzca un despido disciplinario.

La hija del diseñador ourensano será la única consejera con derecho a percibir una retribución variable, algo que no tiene Adolfo Domínguez. Se trata de un pago por objetivos que asciende a la mitad de su salario fijo. Es decir, Adriana Domínguez cobraría un 50% de su salario como extra por lograr los objetivos marcados por la empresa. La cuantía del plus se situaría entre los 85.000 y los 90.000 euros, si se tiene en cuenta que el salario fijo asciende a unos 175.000 euros, según la información remitida a la CNMV.

Hemeroteca

Adolfo Domínguez
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad