Adriana Domínguez suma el cargo de consejera delegada al de directora general de Adolfo Domínguez

Adolfo Domínguez da a su hija plenos poderes en la compañía

stop

Adriana Domínguez refuerza su posición en la dirección de la textil y asume el cargo de consejera delegada

en A Coruña, 26 de mayo de 2018 (05:00 CET)

Adolfo Domínguez evidencia un poco más si cabe el relevo generacional. Su hija Adriana, que hace diez meses fue nombrada directora general de la compañía, asume ahora el cargo de primera ejecutiva de la textil. El consejo de administración, por unanimidad, decidió nombrarla consejera delegada.

Las funciones de este cargo las había asumido en primera instancia el diseñador ourensano, cuando naufragó el proyecto de Estanislao Carpio, directivo cesado en uno de los peores momentos de la empresa, incapaz de frenar la sangría de números rojos.

Con la llegada de Adriana a la dirección general y con la cúpula repoblada de afines a Adolfo Domínguez, la compañía dio un vuelco a su manera de vender ropa, continuando con la reestructuración de la red, retomando las campañas de marca olvidadas durante una década, presentando una nueva imagen de tienda y, recientemente, unificando las distintas marcas en una sola enseña, Adolfo Domínguez.

Los números de Adriana Domínguez

Como los números respondieron, la posición de Adriana Domínguez salió reforzada. El nombramiento tiene algo de simbólico, pues la directiva ya lideró la transformación de la empresa tras la salida del equipo de Carpio.

Adolfo Domínguez, por su parte, mantiene la presidencia del grupo y seguirá siendo la pieza clave de los diseños de la textil.

La compañía, a través de un comunicado, destacó que en los diez meses con Adriana Domínguez al frente, las ventas online se elevaron un 22,3%; la empresa se revalorizó en bolsa un 49,5%; y el ebitda mejoró un 75%.

Hemeroteca

Adolfo Domínguez
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad