Javier Tebas, presidente de la LFP, junto a Jonathan Praena, presidente del Fuenlabrada

Todas las conexiones de Javier Tebas con el Fuenlabrada

Tebas, que tiene a su hijo como asesor jurídico del Fuenlabrada, facturó más de 100.000 euros al club y llevó el preconcurso de una firma de su presidente

Javier Tebas vive sus horas más bajas al frente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP). Su gestión del Caso Fuenlabrada ha provocado que tanto el Deportivo de la Coruña como el Numancia hayan enviado sendas cartas al Consejo Superior de Deportes (CSD) para pedir su inhabilitación tanto por administración desleal al adelantar el pago del 15% de los derechos televisivos en Segunda División de la próxima temporada para ganarse el apoyo de los clubes, como por abuso de poder y conflicto de intereses con el club madrileño.

Y es que el Caso Fuenlabrada ha aflorado los distintos vínculos que el presidente de la LFP mantiene con el club madrileño. El primero y por el cual el Deportivo entiende que Tebas se está saltando el Código Ético de la La Liga es el hecho de que su hijo, Javier Tebas Llanas, desempeñe el cargo de asesor jurídico del Fuenlabrada, club con el que, además, mantuvo relaciones comerciales en el pasado.

Servicios prestados al Fuenlabrada y su grupo

Y es que un documento revelado por Eldiario.es recogía que el bufete Tebas Coiduras (fundado por el presidente de la Liga) había suscrito un contrato de 130.000 euros en el año 2018 (cuando el club madrileño militaba en Segunda División B) para la “prestación de servicios de asesoría legal y económica” al Fuenlabrada y a empresas asociadas a su presidente, Jonathan Praena. “El equipo al frente de los servicios descritos estará dirigido por el socio fundador del estudio, Javier Tebas Medrano”, figuraba en el contrato por el cual el presidente de la LFP realizó una serie de trabajos para empresas como la constructora Gadepra, en la cual se encargó de llevar el preconcurso de acreedores aunque ahora, con la firma ya en fase de liquidación, no sea Tebas Coiduras el administrador concursal sino la asturiana GDP Concursal.

El bufete de Javier Tebas también fue el encargado de diseñar una estrategia con la que el Fuenlabrada pretendía borrar al Fabril (filial del Deportivo) de la fase de ascenso a Segunda División en la temporada 2017-18. Fue entonces cuando el club presentó un escrito a la RFEF para que la Liga expidiese un certificado que se saldase con el descenso administrativo del Deportivo de Primera División (algo que solo se puede hacer una vez finalizada la temporada, pese a que el Deportivo ya había consumado su descenso a Segunda División de manera automática) e impedir así que el Fabril disputase el playoff de ascenso. El movimiento permitiría al Fuenlabrada ganar una posición en la tabla y enfrentarse a un rival más asequible en el playoff, aunque finalmente no prosperó.

El propio presidente del Deportivo por aquel entonces, Tino Fernández, fue el encargado de denunciar esta situación en sala de prensa. El exdirigente del club blanquiazul aseguró haber recibido un sobre que “no venía con ninguna carta” y sin remitente en el cual se incluía la copia del documento en el que se pedía el descenso administrativo para el Deportivo. “Me ha sorprendido recibir esa copia sin previo aviso”, subrayó Tino Fernández, que apuntó que se trataba de “un caso que si no lo es, roza el conflicto de intereses”,

Consejo para la tasación del estadio

Ya con el Fuenlabrada en Segunda División, el club madrileño ha pedido consejo a la Liga de Fútbol Profesional respecto a varias cuestiones de índole económica. Una es la tasación de la concesión del derecho de uso de su estadio (el Fernando Torres). El club presidido por Jonathan Praena encargó a Tinsa que otorgase un valor a esta concesión que el Ayuntamiento de Fuenlabrada le realizó en junio de 2019. La tasadora fijó esta valoración en dos millones de euros, algo que no contentó al Fuenlabrada. “El club solicitó a LaLiga el 30 de julio de 2019 recomendación de profesionales en el sector”, asegura el club en sus cuentas anuales.

La patronal capitaneada por Javier Tebas recomendó al club que encargasen el trabajo a los arquitectos cántabros Esther Vallejo y José Canduela, que concluyeron su informe con una valoración que casi triplicaba a la de la propia Tinsa: 5,55 millones de euros, una diferencia que el Fuenlabrada explica por el hecho de que Tinsa consideraba el suelo como rústico y no como urbanizable.

Cambio de auditor

La firma encargada de elaborar el informe sobre la contabilización del acuerdo de cesión de uso del estadio fue BDR Auditores, que tomó como referencia los cálculos realizados por Vallejo y Canduela. Tras realizar este encargo, la firma cántabra se ha convertido en el auditor oficial del Fuenlabrada en detrimento de Gálvez Auditores, que había tumbado las cuentas al club y se las había obligado a reformular para posteriormente emitir un informe con salvedades en las que revelaba entradas de dinero en el club por valor de 1,5 millón de euros y pagos de “dietas” entre su personal por más de 300.000 euros.

De esta forma, el Fuenlabrada confía el checkeo de sus cuentas a BDR Auditores, que tiene como socio director a Rodolfo Rodríguez Campos. Miembro fundador del Ilustre Colegio de Economistas de Cantabria, Rodríguez Campos fue consejero del Racing de Santander entre los años 2003 y 2005. Su etapa en el club cántabro coincidió con el mandato del controvertido empresario americano de origen ucraniano Dmitry Piterman, que tuvo a Javier Tebas como abogado tanto durante su etapa al frente del equipo cántabro como, posteriormente, en el Alavés. La vinculación se prolongó hasta una década más, cuando sobre Piterman llegó a pesar sobre él una orden de detención por el roto dejado con su gestión del conjunto vitoriano.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad