La ministra Reyes Maroto en una comparecencia en el Senado / EFE/ Luca Piergiovanni
stop

La ministra de Industria hablará directamente con los responsables de la multinacional, que descarta el arbitraje que pedía el comité de A Coruña

en A Coruña, 26 de noviembre de 2018 (19:43 CET)

Entrando ya en el tiempo de descuento, el Ministerio de Industria pone en marcha una nueva ofensiva para intentar evitar el cierre de las plantas de Alcoa en A Coruña y Avilés o, al menos, ganar tiempo para encontrar un inversor que quiera hacerse cargo de las factorías y mantener la actividad. La ministra Reyes Maroto anunció este lunes en la Comisión de Industria que viajará a Estados Unidos para hablar con la primera línea de ejecutivos de la multinacional. Las plantas españolas dependen en última instancia de Alcoa Corporation, uno de los mayores productores globales de aluminio que cotiza en Wall Street sin demasiadas buenas perspectivas en lo que va de año, pues el valor ha caído de manera sostenida desde abril.

Maroto argumenta que este viaje tiene como objetivo hablar con el "decisor" en la compañía, dado que la interlocución de Alcoa en España es un "transmisor de noticias" que no puede hablar de proyectos. La ministra, que ha indicado que la interlocución con la empresa "no ha sido fácil", alegó que ahora no existe el "bloqueo" inicial y que la empresa acepta sentarse para ver qué inversores podrían adquirir sus fábricas, cosa que hace un mes no quería.

“Lleva una década sin invertir en las plantas”

Industria ha anunciado también un paquete de medidas para la industria electrointensiva del que se beneficiaría la multinacional. Durante su comparecencia en el Senado, Reyes Maroto señaló que puso a disposición de Alcoa todos los programas de apoyo financiero de los que dispone, entre ellos las líneas de fomento de competitividad industrial, del que las empresas de aluminio se han beneficiado en el periodo 2005-2017 en 37,9 millones de euros en créditos, que han generado una inversión inducida de 88,1 millones.

La ministra, que ha avanzado que quiere aprobar un marco estratégico 2030 para el sector industrial y marcar una nueva hoja de ruta para el mismo, también recordó que el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó ya el calendario de la subastas de interrumpibilidad, un mecanismo de compensación a las industrias electrointensivas por estar dispuestas a interrumpir su consumo para dar seguridad al suministro general.

En todo caso, reprochó a Alcoa su dejadez con las factorías de A Coruña y Avilés. En este sentido, consideró “curioso” que alegue la falta de competitividad de las plantas de aluminio para cerrarlas, cuando lleva más de una década sin invertir en ellas, mientras que su otra fábrica en España, la de San Ciprián, en Lugo, en la que sí se han hecho inversiones, continuará con su actividad.

Alcoa descarta el arbitraje

Mientras se busca una solución para evitar el cierre y el desempleo de casi 700 trabajadores, el periodo de consultas del ERE presentado por la compañía toca a su fin. Finaliza el próximo jueves sin que, por el momento, se haya constituido la mesa negociadora. Este lunes Alcoa convocó de nuevo a los sindicatos pero los trabajadores de A Coruña plantaron por quinta vez a la compañía haciendo imposible que se constituyera la comisión negociadora.

La aluminera convocó un nuevo encuentro para este martes, a dos días de que finalice el periodo legal de consultas. Según trasladó el presidente del comité de empresa de Avilés, José Manuel Gómez de la Uz, la dirección de la empresa dio un ultimátum al comité de empresa gallego para que se presente mañana en la reunión.

Alcoa asegura que no es posible la mediación a través de los organismos gallegos de arbitraje, una de las opciones que barajaban los trabajadores, pues el ámbito del ERE, presentado en A Coruña y Avilés, trasciende los límites competenciales del Consello Galego de Relacións Laborais.

Hemeroteca

Alcoa PSOE A Coruña
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad