Pablo Isla, José María Fernández de Sousa, Adolfo Domínguez y Jacinto Rey

Los sueldos en las cotizadas gallegas: los jefes cobran 90 veces más

El sueldo de Pablo Isla es 386 veces superior al de la media de la plantilla de Inditex, una brecha que se reduce hasta las 7 veces en Adolfo Domínguez

Los jefes de las empresas gallegas con presencia en bolsa cobran 90 veces más que sus empleados. Así lo certifican las compañías en sus cuentas anuales e informes de gobierno corporativo remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en los que se pone de manifiesto las diferencias salariales entre los miembros de la cúpula.

La compañía en la que más evidente se hace esta brecha salarial es Inditex. La multinacional con sede en Arteixo remuneró el año pasado a Pablo Isla con 9,39 millones de euros, 386 veces más que la media de la plantilla. De esta cantidad, tan solo un tercio se corresponde a su sueldo fijo, que ascendió a 3,25 millones de euros.

Y es que otros 4,5 millones de euros responden a bonus variables por cumplir determinados objetivos y los 1,7 millones restantes en pagos con acciones del grupo (stock options).

Sueldo para Pablo Isla, dividendo para Amancio Ortega

Los 9,39 millones de euros que percibió Pablo Isla son el particular premio para el presidente ejecutivo de la compañía, que desde su ascenso en el año 2011, ha pilotado el proceso de expansión de una compañía que ya vende en el 90% de los países del mundo y que ha superado al Banco Santander para situarse al frente del ranking de empresas españolas con mayor valor en bolsa.

Pablo Isla controla el 0,066% de las acciones del grupo Inditex (unos 2 millones de títulos), por lo que a su remuneración de 9,39 millones de euros habría que sumarle otro millón y medio de euros adicional en dividendos. Esta cantidad se queda, sin embargo, empequeñecida por los 1.386 millones de euros que el fundador de la compañía, Amancio Ortega, percibió en este concepto a lo largo del año pasado.

José María Sousa y Jacinto Rey, en el club del millón

Ningún otro miembro del consejo de administración de Inditex llegó a percibir más de un millón de euros. Si se apuntan a estas cifras, sin embargo, los presidentes de Grupo San José y de Pharma Mar.

Jacinto Rey, que capitanea a una constructora que este año se dispara un 46%, se embolsó 1,53 millones de euros como presidente de San José en 2018. Es casi el triple de lo que percibió su hijo, Jacinto Rey jr. (578.000 euros) y 42,9 veces el salario medio de la compañía. También por encima de la barrera del millón de euros de sueldo se encuentra José María Fernández de Sousa-Faro.

En un año marcado por la caída en bolsa de Pharma Mar, el presidente de la compañía ganó 1,57 millones de euros, una cantidad 18,9 veces superior al salario medio de su plantilla.

Adolfo Domínguez, el más austero

El jefe de las cotizadas gallegas con un sueldo más modesto es Adolfo Domínguez. A falta de la publicación de las cuentas del 2018 (el año en el que su hija, Adriana, pasó de directora general a consejera delegada), en su informe de gobierno corporativo del año 2017 figura que el fundador de la firma textil percibió un sueldo de 218.000 euros.

Es apenas 7,2 veces más que el resto de los trabajadores de la firma ourensana.

Con todo, la menor brecha salarial se da en Pescanova SA (la vieja Pescanova). El que más cobra en la compañía, que no tiene ninguna actividad declarada más allá de una participación del 1,6% en el capital de Nueva Pescanova, percibe apenas un 50% más que la media.

¿El motivo? La firma no tiene a ningún empleado y sus 212.000 en sueldos se reparten entre apenas tres consejeros, del que la mitad (106.000 euros) van a parar a Juan Manuel Ginzo Santiso.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad