Una de las factorías de Megasa. Megasa

Los dueños de Megasa ganan cinco veces más en Portugal que en España

Bipadosa, el holding con el que los Freire controlan Megasa, ganó más de 95 millones en 2018, de los que 79 los aportó el negocio luso

A pesar de la complicada situación que atraviesa el sector metalúrgico a nivel mundial, el negocio de los Freire, los dueños de la famosa metalúrgica Megasa, semejan ir viento en popa. Grupo Bipadosa, la sociedad cabecera del negocio familiar que engloba a las plantas productoras y transformadoras de productos siderúrgicos, además de a su sociedad comercializadora (Metalúrgica Galaica), facturó el pasado año 1.413 millones de euros, casi un 5% más que el ejercicio anterior. El resultado consolidado del grupo se disparó hasta los 95,5 millones de euros, un 42% por encima de las ganancias obtenidas en 2017, de 66,8 millones de euros. El Ebitda (beneficio antes de impuestos, amortizaciones y depreciaciones) rozó los 160 millones de euros.

Según la memoria remitida recientemente al Registro Mercantil, el negocio portugués fue el que más beneficios aportó al grupo. En concreto, los beneficios obtenidos por el negocio luso del grupo Bipadosa se elevaron hasta los 79,1 millones de euros, casi 5 veces más que la cantidad conseguida en territorio español, que se quedó en 16,32 millones de euros. 

Cómo funciona el grupo

Este resultado está directamente relacionado con la operativa que el grupo de la familia Freire tiene montado en cada país. El grupo cuenta con 1.251 empleados distribuidos en sus distintas plantas y empresas en la Península Ibérica. A través de ellas realiza su principal negocio, que consiste en la transformación chatarra en acero largo que, posteriormente, comercializa. La actividad productiva la lleva a cabo a través de las plantas españolas de Narón, Zaragoza y Valencia y de las portuguesas de Maia y Seixal. Una vez producido el acero, las sociedades comercializadoras del grupo (también con presencia en ambos países) se encargan de canalizar las ventas a clientes de todo el mundo. 

También en cuanto a plantilla, Portugal va en cabeza. A cierre del pasado año, y siempre según los datos de su memoria de actividad, el grupo contaba con 1.251 trabajadores, 510 en las distintas sociedades ubicadas en España y 741 en el país vecino (un 45% más).

Portugal gana en plantilla

De esta forma, mientras que el negocio luso de Megasa (que se agrupa bajo la sociedad Atlansider) roza los 750 trabajadores, las factorías españolas tienen números más discretos. A finales del pasado año Megasa Siderúrgica, la planta de Narón, contaba con 128 empleados, mientras que Megamalla, planta del grupo también ubicada en Narón, sumaba 28 trabajadores. Las sociedades Freire Hermanos y Freire Productos Siderúrgicos presentaban una plantilla de 47 y 22 personas respectivamente, mientras que Metalúrgica Galaica, la comercializadora del negocio productivo, cuenta con 49 asalariados. Es Megasider, la factoría ubicada en Zaragoza, la que cuenta con un mayor cuadro de personal en España, con 247 personas. 

A pesar de las diferencias existentes, el negocio español de Megasa parece, en este momento, libre de grandes amenazas. Al contrario de la situación que viven factorías como Alcoa o Celsa Atlantic, también ubicadas en la comunidad gallega y que acumulan números rojos, la metalúrgica de los Freire en Narón acabó el año pasado con un beneficio de 9 millones de euros, un 80% que el acuñado en 2017, de 5,1 millones.

 

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad