Javier Tebas, presidente de la LFP, junto a Jonathan Praena, presidente del Fuenlabrada

El Fuenlabrada infla un 40% su presupuesto tras el maquillaje contable

El club pasa de ser el equipo con menos presupuesto al duodécimo de toda Segunda gracias a la ayuda de Javier Tebas para engordar su balance y sus ingresos

Salto de gigante para el Fuenlabrada en los topes salariales que marca la Liga de Fútbol Profesional (LFP). El club madrileño ha pasado de ser el equipo con menor presupuesto para abonar los sueldos de sus jugadores a ocupar la zona media de la Segunda División al menos en el plano económico.

[related:|]

Así se desprende de los datos de topes salariales que la LFP ha hecho públicos este lunes, en los que se refleja que el conjunto presidido por Jonathan Praena y que fue asesorado por el presidente de la Liga, Javier Tebas, ha elevado su presupuesto para esta partida de 4,1 a 5,7 millones de euros en apenas un año, convirtiéndose así en el equipo número 12 de la categoría por masa salarial.

Aumenta en plena crisis

El Fuenlabrada dispara su presupuesto para sueldos pese al golpe que el Covid-19 asesta a los clubes de fútbol por distintos frentes. Y es que, además de no poder hacer taquilla por la prohibición de dejar entrar a aficionados a los estadios de clubes de Primera y Segunda División, los clubes también ven resentidos sus ingresos por la vía de los patrocinios, el merchandising y los propios derechos de retransmisión, algo que, sin embargo, no ha impedido que el Fuenlabrada se anote la segunda mayor subida de tope salarial de todo la Segunda División.

Los topes salariales de Barcelona y Real Madrid se reducen 273 y 173  millones

Su aumento de presupuesto para pagar a sus futbolistas y cuerpo técnico tan solo es superado por el 52,2% que se anota el Almería, equipo que tiene como dueño al ministro saudí Turki Al-Sheikh, y que ha logrado esta subida gracias a su superávit logrado en el mercado de traspasos. El club andaluz compró a jugadores tras abonar 19,2 millones de euros a sus equipos de origen gracias al ingreso de 24 millones por la venta de su máximo goleador la temporada pasada, Darwin Núñez, al Benfica portugués.

Así, las inyecciones de liquidez de su nuevo dueño y las ganancias logradas en el mercado de traspasos han permitido que el Almería eleve su tope salarial de 18,1 a 27,6 millones de euros. Pero en el caso del Fuenlabrada, esta mejora de la cantidad que la LFP asigna a cada club como límite para pagar las fichas de los jugadores tras calcular qué porcentaje de sus ingresos podría dedicar a esta partida sin poner en riesgo su economía se produce tras un mercado de traspasos en el que el club madrileño ha sido el más derrochador de toda la Segunda División.

Récord en traspasos

El conjunto presidido por Jonathan Praena abonó un total de 2,8 millones de euros por los traspasos de Álex Mula (procedente del Málaga), Aboubakary Kanté (ex del Círculo de Brujas belga) y Aldair Fuentes, que recaló tras disputar la última temporada en el Alianza de Lima peruano, y no ingresó cantidad alguna por traspasos de jugadores.

Este desembolso récord en traspasos debería, sobre el papel, jugar a la baja sobre el tope salarial del conjunto madrileño, pero en este caso no ha sido así. Todo ello a pesar de que el club también pierde la fuente de 150.000 euros anuales por la venta de abonos y entradas y de que su premio por quedar la temporada pasada como séptimo clasificado (alrededor de 1,5 millones de euros) apenas da para cubrir la mitad de su gasto en traspasos.

La polémica retasación del estadio

Y es que el Fuenlabrada, que al término de la temporada 2017-2018 presentaba un agujero patrimonial de 3,6 millones de euros tras sufrir pérdidas por valor de un millón y medio durante la campaña, logró la ayuda de Javier Tebas para salir de esta situación de denominada quiebra técnica. Fue tras materializar su ascenso a Segunda División y recibir la concesión del estadio municipal (el Fernando Torres), cuando el club madrileño acudió a la Liga de Fútbol Profesional (LFP) para que le recomendase a "expertos" que ofreciesen una nueva tasación al estadio al entender que la valoración de Tinsa se quedaba corta. La tasadora de referencia en España le otorgaba un valor de 2 millones de euros al derecho de uso de la instalación, una cantidad que los arquitectos Esther Vallejo y José Canduela, recomendados por la LFP, elevarían a 5,5 millones de euros.

Esta revisión al alza de la tasación permitió sacar al club de la quiebra técnica al situar su patrimonio neto en 940.000 euros al término de la temporada 2018-19 (ahora será previsiblemente mayor por las sucesivas ampliaciones de capital) y dar un empujón a su cuenta de resultados. "Tanto el activo como la subvención de capital se imputarán a la cuenta de pérdidas y ganancias al mismo ritmo hasta a la finalización del periodo para el que la Sociedad tiene firmado el convenio de cesión con el Excmo. Ayuntamiento de Fuenlabrada, propietario del estadio”, recalca en su memoria anual el club, que se anota casi un millón de euros en ingresos al año por subvenciones, tiene al hijo de Javier Tebas como asesor jurídico y que pagó más de 100.000 euros al propio presidente de la Liga por “asesoramiento”.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad