La planta de procesado de sushi de Isidro 1952 en Cambre (A Coruña) / E.P.

El fondo Sherpa lanza una oferta para controlar Isidro de la Cal

Sherpa Capital plantea una oferta para adquirir la deuda en manos de Abanca y Santander de Isidro 1952, el nuevo nombre de la histórica Isidro de la Cal

El creciente interés de los fondos de inversión por Galicia ha alcanzado a una empresa histórica, con raíces de más de 65 años en los muelles de A Coruña. La antigua Isidro de la Cal, rebautizada tras un cambio en la propiedad y una compleja reestructuración como Isidro 1952, ha despertado el apetito de Sherpa Capital, una gestora de fondos pilotada por el valenciano Eduardo Navarro y que tiene en su portafolio la textil Dogi (Nextil Group) o las pilas de Cegasa, entre otras empresas.

Sherpa ha presentado a la banca acreedora una oferta para quedarse con la deuda de Isidro 1952, en manos fundamentalmente de Abanca y Banco Santander, que heredó al absorber el Popular los préstamos otorgados a la empresa por el Pastor. A cierre de 2017, Isidro 1.952 tenía una deuda bancaria de 26,8 millones, de la que solo una pequeña parte, menos de un millón de euros, estaba en manos de Novobanco, mientras que adeudaba el resto a la entidad de Juan Carlos Escotet y a la de Ana Botín.

eduardo navarro tambien ha escrito libros de autoayuda empresarial improven

Eduardo Navarro, presidente ejecutivo de Sherpa Capital, publicó en 2009 el libro ¿Quieres salvar tu empresa? (Ediciones Gestión 2000)

En julio de 2017, la empresa ya se vio obligada a acordar con la banca una refinanciación de su deuda y reestructuró nuevamente el grupo, cuyas principales líneas de negocio son los platos elaborados de valor añadido, incluida la gran planta para sushi que acondicionó en el polígono de Espíritu Santo de Cambre (A Coruña); el pescado fresco envasado y las seis piscifactorías del grupo.

Con un volumen de facturación próximo a los 50 millones y un ebitda de entre 1,3 y 1,5 millones, la empresa tiene serias dificultades para atender los vencimientos. Una situación nada ajena a la operativa de Sherpa, que compró Dogi o la óptica Indo en pleno concurso de acreedores. Las reticencias de la banca para cerrar la operación radicarían en que el fondo plantea una importante quita sobre la deuda, según explican fuentes conocedoras de las negociaciones.

La cúpula de Isidro 1952 busca alternativas a Sherpa

La ofensiva de Sherpa no es el único horizonte abierto para la antigua Isidro de la Cal y tampoco el que más agrada a la actual cúpula. El equipo de Ángel García-Gasco, quien controla el grupo a través de la sociedad Setmanager, estaría buscando otros fondos que estén interesados en la compañía y que aporten músculo financiero para poder pagar la deuda, según explicaron fuentes empresariales. Deloitte habría sido la escogida para mover el cuaderno de venta entre posibles inversores. Consultada por este medio, la empresa no hizo declaraciones este viernes.

Isidro de la Cal nació en 1.952 por el impulso del burgalés Isidro de la Cal Llorente. Tras su fallecimiento en 2005, la familia se desvinculó del negocio, muy castigado durante la crisis económica, y fue un grupo de directivos de la propia pesquera capitaneados por García-Gasco quienes tomaron los mandos, aparcaron la pesca fresca en los muelles coruñeses y diseñaron un nuevo enfoque con los platos elaborados y la “mayor planta de procesado de sushi de España” como actividades estrella.

Isidro 1952 pactó en 2017 una refinanciación de su deuda por valor de 72,5 millones. De esta cuantía, 46,5 millones se los quedó la sociedad patrimonial Comercial de Cultivos Piscícolas de Galicia (antigua Isidro de la Cal Fresco), que controla parte de los activos de acuicultura. El resto, 25,9 millones, los absorbió Isidro 1952, el brazo productivo del grupo. Además de la deuda financiera, la empresa debe atender los préstamos participativos otorgados por diversas entidades públicas, entre ellos, uno de casi 10 millones de Xesgalicia, la gestora de capital riesgo de la Xunta.

Rubén Rodríguez / X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad