stop

El presidente de la patronal, Antón Arias, dice que a Cebreiros lo mueve "la ambición personal" por presidier la CEG y asegura que no dimitirá

en A Coruña, 09 de marzo de 2017 (17:15 CET)

Antón Arias ha confirmado esta mañana que la guerra está instalada de nuevo en la patronal gallega. El presidente de los empresarios ha cargado con dureza contra Jorge Cebreiros, presidente de la patronal de Pontevedra, por, a su juicio, tejer una maniobra para derrocarlo y alzarse con la presidencia de la Confederación de Empresarios de Galicia.

Las declaraciones de Arias llegan después de que los empresarios de Pontevedra hayan aprobado suspender su participación en la CEG, por lo que no han asistido a la reunión del comité ejecutivo de este jueves. Para el presidente de la patronal, esta decisión “sin encaje en los estatutos” tiene como objetivo crear un clima de tensión contra el líder de la CEG, en un comportamiento de "acoso y derribo" contra él, con el ánimo de "ganar tiempo para poder presentar candidatura". "Puede tener responsabilidades", advirtió respecto a la actitud del presidente de los empresarios pontevedreses.

Antón Arias asegura que Cebreiros "quiere ganar tiempo" para presentar su candidatura a la presidencia de la CEG

Arias aventuró que el objetivo último de Jorge Cebreiros es descabalgarlo para, posteriormente, hacerse él con la presidencia de la patronal. Cebreiros había coqueteado con la posibilidad de optar al cargo tras la salida de Antonio Dieter. Sin embargo, los empresarios pontevedreses propusieron finalmente pactar un candidato y que éste no fuera ninguno de los líderes provinciales.

Antón Arias también ha manifestado que nunca se cerró un acuerdo para buscar un candidato de consenso y aplazar las elecciones en las que, finalmente, se alzó con la presidencia, siendo el único candidato que se presentó a los comicios. La ruptura de este pacto fue el arma que utilizaron Pontevedra y Ourense para oponerse a Arias. El presidente de la patronal apuntó que Jorge Cebreiros fue el "promotor" de la iniciativa para buscar un candidato de consenso. 

Tanto José Manuel Pérez Canal, en Ourense, como Jorge Cebreiros, en Pontevedra, llevaron este acuerdo a sus directivas para que fuera validado. Pero los empresarios de A Coruña dicen que dicho pacto nunca se produjo. El presidente de la provincial ourensana acudió a la reunión del comité ejecutivo, pese a mostrarse contrario al modelo de la CEG y manifestar públicamente la desconfianza que le genera la actual dirección.

El presidente de la patronal se reafirma en sus críticas a la reforma laboral: "Genera desigualdades"

Arias concluyó que, pese a la espantada de Pontevedra, la CEG continúa funcionando y está a punto de firmar con la banca la refinanciación de la hipoteca sobre su sede, una de las piezas clave para retornar a la viabilidad. También recomendó a Cebreiros que "despeje" su situación judicial si quiere ganar apoyos, en referencia a la impugnación de las elecciones en Pontevedra. 

En el análisis de Antón Arias, la actuación de los empresarios pontevedreses busca "aislarlo" para forzar su "dimisión", ante lo que ha descartado que vaya a dimitir. "Ni muchísimo menos", sentenció. Finalmente, ha abogado por  "mantenerse al margen de disputas artificiales" provocadas por los "intereses personales" de algunos.

Respecto a sus críticas a la reforma laboral, el presidente de la patronal mantiene sus palabras, que recibieron reproches de Pontevedra y Ourense. Arias censuró la precariedad que ha generado.  "La sociedad española no puede mantener una situación que genera desigualdades" y tampoco puede "estar contenta con un modelo de precarización", reiteró este jueves el líder de la CEG, que reprochó a Pontevedra y Ourense utilizar sus declaraciones de una forma "torticera". 

 

Hemeroteca

CEG
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad