Dieter Moure: "El presidente de la patronal es un reo de los presidentes provinciales"

stop

Asegura que el plan de viabilidad de la Confederación de Empresarios es "imposible" de desarrollar porque no hay dinero ni para indemnizar a los despedidos: "están en manos de los bancos"

Antonio Dieter, presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia

en A Coruña, 16 de octubre de 2016 (16:46 CET)

Antonio Dieter Moure, presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia hasta el viernes 7 de octubre, fecha en la que hizo pública su dimisión, ha roto el silencio que mantenía desde entonces y en una entrevista en RNE.

El profesor ourensano describió una patronal cautiva de los intereses contrapuestos de los líderes provinciales, a su vez, vicepresidentes de la CEG; y entregada a la banca, pues necesita del apoyo de las entidades financieras para ejecutar su plan de viabilidad, debido a la falta de liquidez.

Intereses provinciales vs. intereses de la CEG

El breve periodo en el que estuvo al frente de la institución fue una batalla para evitar que la patronal entrase en concurso de acreedores. Pero lo hizo, a su juicio, sin lograr la unidad necesaria para la consecución del objetivo. Dieter tiene la sensación de que los intereses de la CEG y los de los presidentes provinciales "van por diferentes derroteros". A este respecto, preguntado directamente por si son los presidentes provinciales quienes manejan los hilos, ha subrayado que sí.

El ex presidente de la patronal, que ganó por un puñado de votos a José Manuel Pérez Canal en las elecciones del 15 de enero de este año, llegó a amenazar con la dimisión en al menos dos ocasiones, debido a la falta de consenso en el comité ejecutivo de la CEG. Dieter presuponía que "todos" empujarían "por los intereses" de la institución, pero ahora constata que "hay otros intereses que priman" y que son "un lastre".

El presidente, un "reo"

Señala así a Antonio Fontenla (A Coruña), Jorge Cebreiros (Pontevedra), Pérez Canal (Ourense) y Jaime López (que no es presidente sino secretario de los empresarios lucenses). Acabó concluyendo que no desea a ninguno de los líderes provinciales como su sucesor al frente de la patronal, pues "hay intereses contrapuestos".

Advierte al nuevo presidente que será "reo" de los presidentes provinciales. "Que no le quede duda ninguna".

Sin liquidez ni para despedir

Dieter llegó al cargo con el apoyo de A Coruña y de gran parte de las sectoriales. La "pérdida de confianza" por parte de Antonio Fontenla fue una de las claves de su dimisión, como también los problemas internos en el día a día de la CEG, el deterioro en la relación con el secretario de la patronal que acaba de ser despedido, Fausto Santamarina, y varios reproches que llegaban desde las provinciales contra su gestión.

La herencia del profesor ourensano es un plan de viabilidad que, asegura Dieter, es "imposible" de desarrollar si no es con la complicidad de la banca. La Confederación de Empresarios no tiene liquidez ni para afrontar las indemnizaciones de los despidos y la hoja de ruta contemplaba ocho.

En manos de la banca

Pese a todo, Dieter sostiene que la situación que deja es mejor que la que se encontró. La firma de un crédito con Abanca para afrontar los gastos hasta finales de este año justifica su reflexión. Aunque la patronal está "enferma" y tiene "unos grados de fiebre", explica, no se encuentra en la misma situación que cuando él llegó al cargo.

Admite, sin embargo, que la CEG podría desaparecer si las cosas no se hacen con "criterio y sentido común", pues ha reconocido que, en la actualidad, están "en las manos de las entidades financieras".

Respecto al plan de viabilidad, censura que los críticos simplemente se hayan limitado a decir que no estaban de acuerdo con él en lugar de aportar cosas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad