El presidente de la patronal gallega carga contra la reforma laboral 

stop

Antón Arias considera que es un "modelo fracasado" debido a la baja calidad de empleo que genera 

Antón Arias Díaz Eimil / CEC

en A Coruña, 30 de enero de 2017 (12:55 CET)

Elegido el pasado viernes nuevo presidente de la patronal gallega, Antón Arias ha realizado en una de sus primeras declaraciones como líder de la Confederación de Empresarios de Galicia un alegato contra la reforma laboral del Partido Popular. En una entrevista en Radio Galega, el empresario y sociólogo coruñés ha tildado de "modelo fracasado" el marco laboral impulsado por el equipo de Mariano Rajoy y ha instado a una subida de salarios.

"El tipo de empleo que se deriva de la reforma laboral es un modelo fracasado. Tenemos una precariedad elevadísima, no somos capaces de generar empleo de calidad. Esto es una gran lacra, sobre todo para la empresa", zanjó Arias, dedicado por tradición familiar al sector de la construcción.

Negociación colectiva "sin límites"

Arias, que llega a una patronal fracturada y con dificultades financieras, entiende que el gran problema de los recortes es que sostienen una economía "anémica por falta de consumo" y dificultan que suban salarios, si bien ha instado a las empresas a que pongan sobre la mesa subidas salariales porque "hay margen".

En esta línea, concluyó que "no puede haber ningún límite" a la negociación colectiva, a la vez que aseguró que siempre ha tenido "una buena relación con los sindicatos".

Los presidentes de la patronal gallega

Arias se alzó con la presidencia de la patronal con el 60% de los votos, evidenciando una fuerte división a pesar de ser el único candidato. José Manuel Fernández Alvariño, que fue presidente de los empresarios gallegos entre 2013 y 2016, había instado en su momento a revisar la reforma laboral, pero porque "se quedó corta", en línea con lo que opinaba la CEOE.

Alvariño apoyó a Juan Rosell en las últimas elecciones a la CEOE, pero no así los empresarios de A Coruña, provincial a la que pertenece Antón Arias, que respaldaron a Antonio Garamendi. Arias es vicepresidente de la Confederación de Empresarios de A Coruña, cargo que dejará al alzarse con la presidencia de la patronal.

Entre Alvariño y el nuevo presidente, medió el empresario ourensano Antonio Dieter, que dedicó su gestión a intentar devolver la viabilidad a la institución, sin tener apenas tiempo para otras consideraciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad