Javier Guerra, en su etapa como conselleiro del primer Gobierno de Feijóo | EFE/archivo
stop

El partido de Albert Rivera asegura que no hay conversaciones con el exconselleiro, quien se perfilaba para liderar Ciudadanos en Galicia

en A Coruña, 13 de noviembre de 2018 (05:00 CET)

Hace solo seis meses, el exconselleiro de Economía e impulsor de la quebrada textil El Secreto del Mar, Javier Guerra, era el mejor colocado para liderar Ciudadanos en Galicia, territorio donde la formación naranja no goza ni de una estructura sólida ni de representación en el Parlamento tras la candidatura fallida de Cristina Losada. A día de hoy, las conversaciones se han roto. El partido de Albert Rivera confirma que actualmente no existe diálogo con el empresario y que la negociación del pasado mayo no se concretó en nada.

Entonces, los términos de Guerra pasaban por optar a la Xunta en unas elecciones autonómicas, mientras que el grueso de su equipo, integrantes del grupo crítico con Elena Muñoz, dotarían de estructura al partido en Vigo. Las discrepancias con la dirección de la exconselleira de Facenda y las escasas perspectivas electorales del PP en la ciudad olívica habían alentado la ruptura.

Una tormenta que quedó en nada

Las conversaciones, en las que participaron el número dos de Ciudadanos, José Luis Villegas, y el secretario de organización en Galicia, Laureano Bermejo, parecían entonces bien encaminadas. En el partido no aclaran el motivo de la ruptura, pero aseguran que no existe a día de hoy ningún tipo de diálogo. Otras fuentes señalan que en el grupo de afines a Javier Guerra y críticos con Muñoz, en torno a medio centenar de personas, hubo discrepancias respecto al camino a seguir, tanto en relación a la salida del PP como en el proceso de incorporación a Ciudadanos.

La posibilidad de que el empresario se incorporase a la formación naranja había generado un gran descontento en el PP, con el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y la propia Elena Muñoz acusando directamente a Guerra de “deslealtad”. También Alberto Núñez Feijóo envió un mensaje a su antiguo conselleiro, asegurando que, como amigo, no le deseaba acabar en Ciudadanos.

Futuro incierto en Vigo y en A Coruña

El partido de Albert Rivera no tiene por el momento candidatos para las próximas municipales en las ciudades gallegas y su mejor noticia en la comunidad radica en el aumento de inscritos, que según los datos de la formación, se sitúan en 7.000. Rivera acudió la pasada semana a un diálogo en A Coruña con el exalcalde socialista Francisco Vázquez sobre el “constitucionalismo español”.

En el propio acto, el líder de Ciudadanos anunció que habría más encuentros similares en una ciudad que siempre ha sido de referencia para el partido en Galicia, pese a los malos resultados electorales. Los problemas de implantación, con numerosas disputas internas, mermaron las posibilidades de la formación. Las encuestas internas que han realizado los partidos entre septiembre y octubre, al menos dos que ha podido conocer este medio, tampoco le otorgan representación. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad