Adiós a El Secreto del Mar: la empresa que encumbró a Javier Guerra entra en liquidación

stop

La textil, controlada ahora por un fondo de capital riesgo, suspendió pagos a comienzos de año

El ex conselleiro Javier Guerra en su etapa en la Xunta junto a Núñez Feijóo

15 de agosto de 2014 (02:10 CET)

No habrá más camino para El Secreto del Mar, la empresa que fundó el ex conselleiro de Economía, Javier Guerra, y que dejó en un segundo plano cuando Núñez Feijóo lo llamó a filas en San Caetano. La textil suspendió pagos a comienzos de año, cuando ni Guerra ni su eterno socio, Juan Costas, ostentaban ya la mayoría accionarial de la compañía que popularizó la marca El Niño.

Tras algo más de seis meses en concurso de acreedores, el titular del Juzgado Mercantil número 3 de Pontevedra declaró la apertura de la fase de liquidación y la disolución voluntaria de la sociedad con sede en O Bao el pasado 14 de julio. La compañía ha rechazado hacer cualquier tipo de declaración sobre el proceso, tanto ahora que llega a la liquidación, como entonces cuando suspendió pagos.

Tiempos de éxito

La singladura de El Secreto del Mar se escribió con grandes letras. Fue la niña bonita de Guerra durante su etapa de diputado en Pontevedra, pero dejó el día a día de la empresa, fundada en 2002, para enfrascarse en la turbia misión de relanzar un concurso eólico recientemente reformado por su sucesor en la cartera de Economía, Francisco Conde, ante la parálisis del sector.

Quedó su socio, Juan Costas, como cabeza visible cuando el negocio ya iba a peor por la llegada de la crisis económica. Hasta entonces, El Secreto del Mar solo recogía alabanzas. Había alcanzado unas ventas de 31 millones, con un crecimiento del 195% en un lustro, y El Niño sumaba cerca de 800 puntos de venta, una buena parte de ellos en corners de El Corte Inglés.

Cambio de manos

Pero eso era 2007 y todo lo que vino después, como bien sabe El Corte Inglés, fue para peor. En 2013, tanto Javier Guerra como Juan Costas ceden la mayoría accionarial de la compañía, aunque, en realidad, el proceso se gestó bastante antes.

El administrador único de la textil es actualmente El Secreto de la Dama, una sociedad constituida en 2008 y que está controlada por el fondo de capital riesgo de origen valenciano Tirant.

La operación quedó retratada en el mismo momento de la fundación de la nueva sociedad. Tirant, aportó el 100% de las acciones que poseía en la firma deportiva Kelme. Guerra, por su parte, aportó el 65% de El Secreto del Mar. El resultado de esta operación de aportaciones no dinerarias fue que Tirant se convirtió en el accionista mayoritario de El Secreto de la Dama, con una participación que ronda el 80%, e, indirectamente del 52% de El Secreto del Mar.

¿Qué fue de Guerra?


En la firma que controlaba hasta la entrada en concurso voluntario El Secreto del Mar no hay rastro de Guerra. Sí que figura Costas, como vicepresidente, consejero y apoderado. La voz cantante, sin embargo, la lleva el grupo Riva y García Proyectos SA, gestores del fondo Tirant.

El fin de la firma con la que logró reconocimiento empresarial pilla a Guerra enfrascado en otros proyectos, como el relanzamiento de la marca de calzado y accesorios Fun & Basics, que adquirió en 2012 en pleno proceso de liquidación de activos a través de Mar de Moel SL.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad