El conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, con el presidente, Alberto Núñez Feijóo

La Xunta pide volver a la fórmula de Rajoy para salvar Alcoa

El conselleiro de Economía pide canalizar ayudas europeas del fondo de reconstrucción, aprobar el estatuto eléctrico y recuperar la interrumpibilidad

La Xunta de Galicia esboza su plan para salvar la planta de aluminio de Alcoa en San Cibrao. El conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, ha exigido al Gobierno central que actúe y que ponga en marcha un “plan de reactivación” que gira en torno a tres puntos.

Por un lado, el conselleiro de Economía ha defendido en su intervención en la Diputación Permanente del Parlamento de Galicia que se dediquen al sector electrointensivo parte de los 140.000 millones del fondo europeo para la reactivación de la economía tras la pandemia. "Está en su mano hacer un plan para el electrointensivo igual al que ha anunciado para la automoción. Esa es la intervención que tiene que hacer el Gobierno"que ha pedido la misma implicación que con Nissan. "Sería muy duro ver cómo se encuentra una solución a la planta de Nissan y no a Alcoa".

En segundo lugar, Conde ha abogado por recuperar las pujas de interrumpibilidad, recuperadas por el Gobierno de Mariano Rajoy, como "alternativa" para abaratar el precio de la energía y que la industria electrointensiva española "pueda competir" con Italia, Francia o Alemania. Eso sí, Conde ha exigido que la puja sea "más realista" que la de este semestre, que fue "la más baja de la historia" y que hizo que "se incrementasen" el número de empresas que podían optar a los paquetes, "beneficiando" a las industrias de Cataluña y País Vasco.

A vueltas con el estatuto

Además de canalizar ayudas europeas y de recuperar las subastas de interrumpibilidad, la Xunta considera que el Gobierno central ha de aprobar "ya" un estatuto del consumidor electrointensivo "que recoja" las alegaciones "de los trabajadores, de la Xunta y de los gobiernos de Cantabria y Asturias" para configurar "un precio estable y competitivo" de la energía. "No pedimos nada que no se esté regulando en otros países", ha apostillado.

Entre las alegaciones presentadas figuran la puesta en marcha de un marco de bonficaciones y la "supresión" del céntimo verde del carbón, reducciones de cargas y peajes en las tarifas de acceso, "ampliar" las ayudas compensatorias para emisiones de CO2 hasta alcanzar "el máximo habilitado" o la creación "irrenunciable" de la categoría de consumidor hiperelectrointensivo.

Según Conde, la demora en la aprobación de esta medida clave para la industria electrointensiva hacía presagiar el cierre de la planta de aluminio que finalmente ha anunciado Alcoa. "Llevamos dos años advirtiendo que esto podía pasar", ha señalado el responable de Economía que defiende "la actitud constructiva y leal" que, dice, ha mantenido el gobierno del que forma parte desde la llegada del Partido Socialista a La Moncloa, momento en el que, según la Xunta, hubo un cambio "ideológico" en la Adminstración central en política energética que ha puesto en peligro al sector electrointensivo.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad