Julio Fernández Gayoso, exdirector general de Caixanova, y José Luis Méndez, exdirector general de Caixa Galicia

Comision de las cajas en el Congreso: Méndez y Gayoso salen indemnes

El recién aprobado dictamen de la comisión de investigación de la crisis financiera pasa de largo sobre la caída de Caixa Galicia y Caixanova

El Congreso de los Diputados da carpetazo a la comisión de investigación de la crisis financiera en vísperas de elecciones generales. Lo hace después de que la Cámara aprobase a finales del pasado mes de febrero un dictamen en el que se arremete contra la pasividad del Banco de España y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y en el que se pasa de puntillas por la situación de las extintas Caixa Galicia y Caixanova y sus exdirectores generales, José Luis Méndez, y Julio Fernández Gayoso.

En el texto aprobado por todos los grupos parlamentarios, con la excepción de Ciudadanos,solo se hacen dos referencias a las cajas de ahorro gallegas. Una de ellas, con las declaraciones realizadas por uno de los comparecientes en la comisión de investigación, el doctor en Economía, Ángel Vilariño Sanz, que las sitúa como aquellas “con las peores prácticas”, junto a “Caja Madrid, Bancaja, Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) o Caixa Catalunya”.

La otra, la referencia al informe de las consultoras Ronald Berger y Oliver Wyman para evaluar las necesidades de capital de las entidades españolas. En él se estimaba un agujero en las cuentas de Novagalicia Banco de entre 9.139 y 12.738 millones de euros para cubrir sus crédito dudosos. A partir de ahí, el dictamen se convierte en un erial de referencias a las extintas cajas gallegas.

Sin capítulo aparte, al contrario que Bankia

El dictamen hace un repaso de los volúmenes de titulizaciones de cédulas hipotecarias de entidades de menor tamaño como Caixa Laietana o Caja Insular de Canarias y hasta se hace referencia al saldo vivo de participaciones preferentes del conjunto del sector en años como el 2013. Sin embargo, tampoco en este apartado se hace mención específica ni al volumen de productos de este tipo comercializados por las entidades gallegas ni al pepel jugado por sus cúpulas en la gestión de esta situación.

Algo que, por el contrario, sí se hace en el caso de Bankia, que cuenta con un capítulo reservado para ella sola. El dictamen se detiene para detallar en profundidad todos los entresijos de Bankia. Desde su polémica salida a bolsa hasta su creación tras la fusión de siete entidades, pasando por una gobernanza que califica de “altamente defectuosa”. Dos cuestiones -la fusión y los criterios a la hora de tomar las decisiones-, que el dictamen no toca en el caso de las cajas gallegas.

El voto particular de En Marea

Más allá del dictamen respaldado casi por unanimidad en el hemiciclo, de él también cuelgan los votos particulares de los distintos grupos parlamentarios que no fueron aprobados por el Congreso de los Diputados. En este apartado sí figuran más referencias a la situación de las cajas gallegas, que, sin embargo, quedan sin tratar en el documento definitivo.

El grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea considera que el trabajo de la comisión de investigación se ha visto “limitado” y que no recoge aspectos como “su particular relación [de las cajas gallegas] con Martinsa-Fadesa, Astroc o Cueva Mar”, “la realización de reuniones de los consejos de administración en otros países”, “la colocación indebida de preferentes a miles de pequeños ahorradores gallegos, llevándolos a la ruina” o la, a su juicio, “creación de redes clientelares”.

Además del papel jugado por las cúpulas de las entidades gallegas, el grupo parlamentario también critica que el texto no haga referencia a la, a su juicio, “dejación de funciones” de la Xunta de Galicia en la supervisión de estas entidades o su papel en la fusión de Caixa Galicia y Caixanova.

El Banco de España, 'promotor' de preferentes

Donde sí hay acuerdo entre las fuerzas parlamentarias es en la responsabilidad del Banco de España en la comercialización masiva de preferentes en comunidades como Galicia. “Durante este periodo, el Banco de España en lugar de solucionar los problemas del sistema bancario, miró hacia otro lado” y “no se puede obviar que conocía de los mismos a través de la carta enviada por los inspectores del Banco de España a la propia entidad advirtiendo de los riesgos”, recogen las conclusiones del dictamen de la comisión de investigación

En ellas también se responsabiliza al regulador de haber “incentivado la comercialización de preferentes y deuda subordinada por parte de las cajas de ahorros" para “aumentar los fondos propios de las entidades y mejorar sus ratios de capital para absorber las pérdidas generadas por la morosidad y aguantar más tiempo en el mercado”.

Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad