La difunta Rosalía Mera junto a José María Fernández de Sousa, presidente de Pharma Mar

Pharma Mar: solo Rosalía Mera confió en José María Fernández de Sousa

Antes en Zeltia y luego en Pharma Mar, fue Rosalía Mera el gran y casi único apoyo de Fernández de Sousa, embarcado en aplicar el Aplidin contra el Covid-19

Pocos socios ha tenido José María Fernández de Sousa-Faro en su aventura al frente de Pharma Mar. Lo que es ahora Kutxabank llegó a tener un 3% del grupo biotecnológico, y la CAM, en su día, también se encontraba entre los apoyos financieros de la compañía ahora embarcada en una particular cruzada contra el coronavirus. Entre los socios estables emerge un grupo inversor que poco tiene que ver con el mundo de los fármacos, pero sí con el de la innovación y el compromiso. Se trata de Rosp Corunna.

Aunque le llegó a costar algún disgusto con sus asesores, la difunta Rosalía Mera, primera esposa de Amancio Ortega, llegó a asegurar públicamente en su día que el dinero invertido en Zeltia (origen y matriz primero de Pharma Mar), bien invertido estaba hubiera o no Yondelis, su primer éxito biotecnológico. Pocos empresarios pueden hablar así de una inversión financiera, sobre todo en una cotizada. Rosalía Mera lo hizo.

La herencia de Sandra Ortega

Hoy en día Sandra Ortega, al frente de Rosp Corunna, mantiene la apuesta iniciada por el holding inversor que armó su madre tras la salida a bolsa de Inditex. El grupo gallego es el segundo accionista de Pharma Mar, con un 5% del capital, solo por detrás, de forma directa, del propio Fernández de Sousa-Faro, que detenga algo más de un 11%. Su mujer, Montserrat Andrade (4,6%), y su primo, Pedro Fernández Puentes (4,5%), son los otros apoyos del presidnete en el capital del grupo biotecnológico.

Y no es porque José María Fernández no lo hubiera intentado. Por ejemplo, con las cajas de ahorro gallegas, en su día, cuando el grupo todavía tenía su sede social en Vigo. "Lo he intentado por activa y por pasiva y nunca han querido entrar en Zeltia", ha llegado a asegurar Fernández de Sousa sobre sus intentos por captar socios en Galicia al margen de Rosp Corunna.

El "no" de las cajas gallegas

En cambio, cajas de otras comunidades, como por ejemplo la Kutxa, cuya obra social ha apostado por el cáncer, llegaron a tener una participación del 3%. "Ha habido también otras cajas, como la CAM, pero las gallegas no. Recuerdo haber ido en el año 95 a ver a las cuatro cajas antes de las fusiones (se refería a lo que luego serían Caixanova y Caixa Galicia), cuando el valor de Zeltia estaba muy lejos de los parámetros de hoy y las cuatro nos dijeron que no". ¿Motivos? "Pues nos dijeron que éramos una empresa de mucho riesgo y no vieron el proyecto", según el presidente de Pharma Mar.

Fernández de Sousa-Faro, en cambio, siempre ha puesto en valor la apuesta que hizo Rosalía Mera por Zeltia y hoy mantiene Sandra Ortega en Pharma Mar. "El hecho de que hayan estado con nosotros personas como Rosalía Mera es un motivo de orgullo. En el caso de Rosalía, una persona que nos apoya mucho, de ese tipo de gente que escasea en nuestro país y que cree que algunos proyectos tienen una maduración a largo plazo", llegó a asegurar Fernández de Sousa en plena crisis de la primera mujer de Amancio Ortega, fallecida en el verano de 2013.

La visión de Rosalía Mera

"Nuestro país es muy cortoplacista, pero la propiedad intelectual y estar entre los países de primera línea exige que las inversiones sean a largo plazo. Si nos fijamos en Alemania, Estados Unidos, Japón, Suiza, Gran Bretaña, Francia… Son países que cuando invierten en algo no son cortoplacistas". En ese sentido, Fernández de Sousa siempre ha asegurado que "Rosalía Mera ha sido una persona con visión, a medio y largo plazo".

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad