Manifestación de los trabajadores de Poligal en Ferrol contra el cierre de la factoría / CIG

Overbooking de protestas en la industria gallega en víspera electoral

Los trabajadores de Ence, Poligal, Ferroatlántica y Navantia congregan a miles de personas en sus manifestaciones del jueves y el viernes

Sindicatos y trabajadores intensifican sus movilizaciones en las calles en la recta final de la campaña electoral. La oleada de EREs y amenazas de cierre que pesan sobre las espaldas de la industria gallega ha provocado que sus protestas irrumpan con fuerza en vísperas de unas elecciones en las que se definirán los nuevos repartos de poder en los ayuntamientos y diputaciones gallegas y también en el propio Parlamento Europeo.

Ayer fue el turno de la nueva concentración de los trabajadores de Ferroatlántica. El personal de las fábricas de Ferroatlántica de Cee y Dumbría y de las centrales hidroeléctricas se han manifestado delante de la factoría de Brens para exigir la reactivación de los hornos y para denunciar los planes de “segregación encubierta” que, según afirman, pretende llevar a cabo la compañía.

La plantilla de Ence busca hacer “reflexionar a los políticos”

Este viernes también fue la fecha escogida por el personal de Ence para protestar contra el giro del Gobierno de Pedro Sánchez, que ahora respalda anular la prórroga de la concesión de la factoría de Pontevedra. Casi medio millar de trabajadores de la pastera y de sus auxiliares recorrieron las sedes del Ayuntamiento de Pontevedra, la Diputación y la Subdelegación del Gobierno, las tres administraciones a las que culpan de la inseguridad jurídica que se ha instalado en Ence.

"Es un acto puramente simbólico que busca hacer reflexionar a los políticos que toman decisiones detrás de los muros de estos edificios y que, muchas veces, ponen en grave riesgo el trabajo y el futuro de 5.000 personas en Galicia", indicó Ignacio Acuña, presidente del comité de empresa.

Navantia y Poligal, dos frentes en Ferrol

La movilización de Ence contó con las mismas cifras de seguimiento que la manifestación de Poligal. Medio millar de personas respaldaron a la plantilla del fabricante de propileno naronés en su protesta contra el cierre de la factoría. 

Dos meses después de que el Juzgado de lo Mercantil de Barcelona frenase los planes del Grupo Peralada (su propietario) de liquidar la empresa, ayer se agotó el plazo concedido para suspender el periodo de consultas del expediente de regulación de empleo (ERE) extintivo que el grupo catalán prepara para la plantilla de una firma que cuenta con 106 trabajadores. 

No es el único frente que tiene abierto la comarca de Ferrolterra. El jueves fue turno de los trabajadores de Navantia. El comité de empresa reclamó carga de trabajo adicional durante su recorrido en carretera de Ferrol a la ciudad de A Coruña, en donde los representantes sindicales mantuvieron una reunión con el delegado del gobierno en Galicia, Javier Losada. Pese a la adjudicación de las cinco fragatas F-110, los sindicatos plantearon a Losada su inquietud por la falta de trabajo hasta que se inicie su construcción. El corte de chapa de la primera no se iniciará en un principio hasta comienzos del año 2022 y los trabajadores temen un vacío de carga de trabaja hasta entonces.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad