Manuel Jove, en el centro, junto a sus hijos Manuel Ángel Jove y Felipa Jove

La sucesión de Manuel Jove: un tándem y roles definidos en Inveravante

Aunque ambos hijos del empresario fallecido son vicepresidentes del grupo, Manuel Ángel Jove ha asumido protagonismo en los últimos meses en el día a día

La modesta carpintería familiar de la coruñesa calle Cordelería donde comenzaron a trabajar de chavales Manuel y Ángel Jove Capellán cerró sus puertas a principios de los años ochenta. Mucho antes habían levantado el vuelo ambos hermanos, con destinos bien distintos. Ahora, son otros dos hermanos, los hijos del presidente de Inveravante fallecido en A Coruña este jueves, quienes están llamados a pilotar los destinos del holding de uno de los gallegos de Forbes.

Manuel Ángel y Felipa Jove han crecido a la sombra de su padre desde la repentina muerte de su hermana mayor, María José, que había asumido muy joven las riendas de Fadesa en el momento de su mayor expansión. Tras el fallecimiento en 2002 de María José, la primera ejecutiva del grupo con tan solo 37 años, fueron ambos hermanos, Manuel Ángel y Felipa, quienes acompañaron a su padre el día de la salida a bolsa de Fadesa, sellada en 2004. Y fueron los dos también quienes escoltaron a Manuel Jove cuando presentó Inveravante, su nuevo holding tras la venta de Fadesa, en un concurrido acto celebrado en uno de sus hoteles. Corría 2007, cuando la burbuja inmobiliaria ya no aguantaba más.

Un consejo y dos vicepresidentes

Ambos hermanos ocupan actualmente, sin orden de preeminencia establecido, las dos vicepresidencias de Inveravante. Le acompañaba hasta este jueves su padre, en calidad de presidente, y solo dos miembros más en el consejo de administración del grupo: el exconselleiro Antonio Coucerio, como independiente, y Tomás Blasco Sánchez, que fue director de relaciones con inversores del BBVA, en el que el propio Jove llegó a controlar en su día un 5%.

Manuel Ángel, unos años mayor que Felipa, ha asumido cierto protagonisto en el día a día de la gestión del grupo desde la efermedad detectada a su padre, hace ahora precisamente un año. Si embargo, ambos tienen roles muy definidos dentro del grupo, y todo apunta a que se mantedrán en el futuro.

Los roles de ambos hermanos

Felipa ha combinado la gestión de la fundación que lleva el nombre de su hermana fallecida con el área corporativa e institucional de Inveravante, así como los servicios centrales del grupo. Ha sido en los últimos años el rostro del holding familiar. Manuel Ángel, bregado en el extinto Banco Hipotecario, se encarga desde hace años en Inveravante del área patrimonial, que incluye la división hotelera, así como las nuevas oportunidades de negocio.

Discreto, muy familiar y observador, suele administrar sus silencios. El mayor de los dos hijos de Manuel Jove dio el salto al primer plano de la gestión del grupo a finales de 2016. Es en ese momento cuando asume la presidencia de Avantespacia Inmobiliaria, la promotora en la que el holding familiar y el BBVA inyectaron 60 millones en lo que se presentó como el retorno de Manuel Jove al ladrillo, sector del realmente nunca se llegó a alejar del todo.

Un sólido equipo detrás

Manuel Ángel y Felipa tienen una ventaja para tomar las riendas de Inveravante, un grupo presente en España, Marruecos, México, Brasil, Panamá, República Dominicana y Rumanía, que genera más de 800 puestos de trabajo directos. Con la energía como gran incógnita de futuro, un negocio en el que Jove padre llegó a entrar con fuerza pero en el que ha acometido constantes desinversiones en los últimos años, ambos hermanos cuentan con un sólido y consolidado equipo de directivos a su alrededor.

De hecho, gran parte del equipo que gestiona Inveravante procede de los tiempos de Manuel Jove en Fadesa. Es el caso, por ejemplo, de Antonio de la Morena, director del grupo empresarial Inveravante desde 2007 y antes consejero delegado (2006-2007),  director general (1999-2006) y director técnico (1994-1999) de Fadesa. O Gabriel Nieto Peñamaría, el responsable de las participadas Starco Invest y Starco Property, que también acompañó a Jove en la inmobiliaria que le hizo grande, y de Jaime Lacalle, director financiero de Inveravante desde sus inicios.

La hora de un presidente

Manuel Jove, un clicón como lo define su hermano Ángel, tuvo tiempo durante este año de preparar su sucesión, aunque los movimientos en el grupo desde hace ya varios, con el rol que han ido asumiendo Manuel Ángel y Felipa, dibuja un futuro tándem con las responsabilidades de gestión y representación claramente diferenciadas. En sus manos estará la decimosexta fortuna de España: 1.600 millones de euros, según Forbes. Ahora, hace falta un presidente para Inveravante. ¿Manuel Ángel Jove Santos?

 

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad