Manuel Jove, presidente de Inveravante

A la tercera va la vencida: Jove vende los pozos petrolíferos de Vetra

Tras dos intentos, Inveravante y Vetra cambian de fórmula: venden sus bloques de exploración en Colombia a la canadiense Gran Tierra Energy

Han hecho falta tres intentos para que Inveravante, el grupo del empresario coruñés Manuel Jove, se desprenda de gran parte de su negocio petrolero en Colombia. Todo pivota sobre Vetra, una de las joyas energéticas del grupo, adquirida en 2007, un año después de la venta de Fadesa a Fernando Martín. A la tercera va la vencida, tras frustrarse el último intento en el verano del año pasado, con un preacuerdo con el grupo canadiense New Stratus Energy, del que solo quedaban flecos pero que finalmente no llegó a materializarse.

El nuevo acuerdo ya está suscrito y comunicado a las autoridades colombianas. Se trata de un cambio de fórmula tras los dos anteriores fracasos (el primero, en 2013, era la venta a parte del grupo directivo de Vetra, en alianza con fondos) y pasa por la enajenación de los grandes bloques de explotación que tiene la petrolera en Colombia.

Acuerdo a tres bandas

De acuerdo con el contrato firmado, al que ha tenido acceso Economía Digital, la operación se lleva a cabo entre Inversiones Frieira, por parte de Inveravante, y Vetra Energy Group LLC, en calidad de minoritario, que traspasan gran parte de sus activos al grupo canadiense Gran Tierra Energy. Frieira controlaba un 74,5% de Vetra Energía, y sus socios el 25,5% restante.

De acuerdo con el documento firmado con Gran Tierra Energy, un grupo canadiense con base en Alberta y cotizado en bolsa, los activos que traspasan el empresario gallego y sus socios se corresponden con los principales bloques de exploración de Vetra en Colombia, denominados Putumayo y Llanos, que integraban hasta ahora la base de negocio de la compañía en dicho país.

2 1 opt

Trabajadores de la petrolera Vetra en Colombia

Más de noventa millones de euros

El precio de la operación asciende a 104,2 millones de dólares, unos 93,5 millones de euros. Desde Inveravante declinan realizar valoraciones sobre el traspaso, que sí analizan desde la parte compradora, Gran Tierra Energy, además de aportar la cifra de la adquisición.

La compañía canadiense destaca que la compra "es estratégica, fortalece y consolida aún más la posición de Gran Tierra como el principal operador y principal propietario de tierras en la Cuenca de Putumayo, y convierte a la compañía en el operador del 100% de sus bloques de Putumayo". Desde el grupo comprador señalan que la estrategia de Gran Tierra "está enfocada en hacer crecer la cartera de oportunidades de exploración, desarrollo y producción de la compañía dentro de Colombia".

Los otros dos intentos

Manuel Jove había llegado en agosto del año pasado a un preacuerdo para el traspaso del 74,5% de Vetra, que ya había intentado vender hace cinco años.  El comprador era New Stratus Energy, grupo canadiense que tenía como primer ejecutivo a José Francisco Arata, que fue fundador de la segunda mayor petrolera de Colombia, Pacific Rubiales.

El compromiso pasaba por el pago de 88,5 millones de dólares (75 millones de euros) por la petrolera, dentro de una operación que estaría valorada en 123 millones de dólares (unos 107 millones de euros) al asumir también Stratus la deuda de Vetra. Sin embargo, el acuerdo no llegó a cerrarse.

Como tampoco lo hizo con anterioridad, en 2013, cuando Jove acordó la venta de su 74,5%  de Vetra a Vetra Holding SARL, una alianza entre parte del equipo directivo de la propia petrolera, liderado por Humberto Calderón Berti, y dos fondos de inversión. Esa operación se truncó al no poder hacer frente los compradores a las obligaciones de pago. Ahora, Jove se desprende de Vetra por partes, por sus derechos y bloques de exploración. Y a otro grupo canadiense.

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad