Miguel Otero (primero por la derecha), junto a Fernando Vidal y los otros seis consejeros del Deportivo

Guerra sucia del Fuenlabrada: carga contra consejeros del Dépor

El club madrileño pide la recusación del juez instructor de la RFEF ante supuestos vínculos con un miembro de la federación y dos consejeros del Deportivo

Ofensiva del Fuenlabrada contra el Deportivo. El club madrileño lanza una estrategia para bloquear las comparecencias ante el juez instructor del Comité de Competición de la Real Federación Española de Fütbol (RFEF), Ricardo Esteban Díaz Sánchez.

En concreto, el conjunto presidido por Jonathan Praena ha solicitado la recusación del juez instructor de su caso en el comité de competición al alegar su supuesta vinculación con un ejecutivo de la RFEF y con los consejeros del Real Club Deportivo de La Coruña, Ricardo González, y Argimiro Vázquez Guillén. También piden apartar al juez del proceso al considerar que su nombramiento se habría producido a partir del 7 de julio, menos de dos semanas antes de la incoación del expediente al club.

Miércoles con cinco citaciones clave

Con este movimiento, el Fuenlabrada busca paralizar las cinco citaciones ante el juez que estaban previstas para este miércoles por parte del médico del club, Juan Manuel Blanco; el futbolista Hugo Fraile y su agente, el verinés Rodrigo Fernández Lovelle; el entrenador del Fuenlabrada, José Ramón Sandoval; y el presidente del conjunto madrileño, Jonathan Praena.

En declaraciones a la Cadena Cope, Ricardo González ha negado de manera tajante su supuesta vinculación con el juez instructor de la RFEF y ha amenazado con emprender acciones legales contra los ataques del Fuenlabrada, que este mismo miércoles expresó su intención de jugar su partido contra el Deportivo a partir del 2 de agosto, pese a que sus jugadores están obligados a permanecer en cuarentena hasta por lo menos el día 8.

No sé ni cómo se llama el juez, me acabo de enterar ahora. No tengo ninguna relación. Es todo para dilatar el proceso", ha recalcado González, que ha tachado el comportamiento del Fuenlabrada de “inaceptable” e "irresponsable" y ha anunciado que se reserva “todas las acciones que pueda tomar a título personal contra el Fuenlabrada”. Y es que en su escrito de recusación, el club madrileño habla de un tal Rafael González, cuyas empresas estarían bajo investigación, que por "un nombre parecido trata de manchar el mío". "Llegar a este grado de bajeza para tapar que podría ser una posible negligencia de ellos y un descenso administrativo, que es lo que toca a nivel federativo...", censura Ricardo González.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad