Clemente González Soler, presidente de Alibérico / E.P.

González Soler: “Los Gobiernos van a querer controlar la industria”

El empresario Clemente González Soler, presidente de Alibérico, constata el fin de la globalización tras la crisis del Covid-19

El presidente de Alibérico da por enterrada la globalización. El empresario gallego Clemente González Soler, propietario de un grupo con 35 compañías, 17 factorías y actividad en cuatro continentes constata un cambio de ciclo tras la crisis del coronavirus, que, a su juicio, provocará que los distintos Gobiernos intentarán retener a las empresas de determinados sectores considerados esenciales en sus países de origen.

Veía un mundo con la globalización imparable y donde China era la fábrica del mundo. Ahora ya no creo así. Ahora cada gobierno va a querer tener sus sectores controlados en sus países. Me refiero al sector primario y a unas determinadas industrias que le permita tener una producción propia”, ha asegurado el empresario gallego en una charla organizada por la Universidad Faconauto, de la patronal de los concesionarios de vehículos.

“Los Gobiernos van a querer controlarla ante todo tipo de locuras que puedan venir en el futuro”, ha vaticinado González Soler, que ha recordado que la industria llegó a representar casi el 40% del PIB español a lo largo de la segunda mitad del siglo pasado, porcentaje que ahora se reduce hasta el 12%.

"Habría que apoyar a la industria"

Sector primario y una industria que le permita tener una producción propia. “La industria es la que tiene empleo más estable, mejor pagado. Habría que apoyarla. Pero durante muchos años hemos ido a lo fácil que son los servicios”, ha apuntado el también presidente del recinto ferial IFEMA de Madrid, reconvertido a hospital de campaña durante el pico del coronavirus y que durante el mandato de González Soler ha pasado de organizar 100 actos al año a casi 900.

El presidente de Alibérico, eterno candidato a las compras de las plantas de Alcoa y que en el pasado ya adquirió las factorías de Sabiñánigo, Linares y Alcalá de Henares de la antigua Inespal, ya mira hacia la reconstrucción del país tras el golpe inflingido por el Covid-19. “La crisis sanitaria por el coronavirus está terminando. Pero hemos pasado del miedo al coronavirus al miedo al desempleo y a la recesión económica”, ha recalcado, antes de poner deberes al Gobierno.

Sus peticiones al Gobierno

“Necesitamos seguridad, estabilidad y apoyo para algunos planes” y "no mensajes contradictorios que generan incertidumbre. Eso no es bueno para la economía” ha revelado González Soler, que se muestra convencido de que la reconstrucción de la economía vendrá de la mano de “trabajadores y empresarios” y pide destinar a "determinados sectores" parte de los 140.000 millones de euros que Bruselas entregará a España. “Esa reconstrucción no puede venir de la clase política”, ha asegurado, antes de mostrarse crítico sobre los perfiles escogidos para el comité para la reconstrucción diseñado por el Gobierno de Pedro Sánchez con Patxi López al mando.

“Habría mirar qué han hecho el resto de países, especialmente los del norte de Europa. Han nombrado a un ministro de mucho peso para tomar medidas de reconstrucción. A mí me preocupa que Reyes Maroto, que tiene tres ministerios (industria, comercio y turismo) que suponen el 40% del PIB, no esté presente”, ha revelado González Soler, quien ha repasado algunos de los trabajos realizados por su grupo de empresas. Desde las estructuras de aluminio de las fachadas de los concesionarios hasta envases, los envoltorios de los bombones Ferrero Rocher o las bases de los trenes AVE. Todos estos contratos alimentan a un grupo que ya es el segundo productor mundial de paneles para fachadas de edificios singulares, y que cuenta con más de 1.200 trabajadores y que años atrás se había marcado el objetivo de alcanzar los 1.000 millones de facturación en este 2020.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad