Planta de Ferroatlántica en el polígono coruñés de Sabón (Arteixo)

Golpe del Covid-19: Ferroatlántica pide ayudas millonarias al Gobierno

Su matriz, Ferroglobe, revela que llamará a la puerta del Gobierno para lograr préstamos a bajos tipos de interés para reforzar su posición financiera

Ferroatlántica llamará a la puerta del Gobierno para solicitar unas ayudas económicas con las que capear el temporal del Covid-19. Así lo ha detallado la consejera delegada de Ferroglobe (su matriz), Beatriz García-Cos, durante la presentación de los resultados del segundo trimestre, en los que ha abogado por fortalecer la posición de la compañía con créditos a bajos tipos de interés.

“Hemos estando explorando opciones para utilizar los planes de financiación que han impulsado los diferentes gobiernos de los países en los que operamos”, ha recalcado García-Cos, que ha informado de que la intención en España sería seguir los pasos de lo que el grupo ya ha realizado en Francia.

“Recientemente hemos cerrado una financiación por valor de 4,3 millones de euros promovida por el Gobierno francés. Es un préstamo con un potencial reembolso en un periodo de cinco años y es muy atractivo desde la perspectiva de costes, al contar con un interés anual del 0,5%. En estos momentos continuamos evaluando similares programas en España", aseguró la máxima ejecutiva de Ferroglobe durante la presentación de resultados.

Camino distinto a Celsa Atlantic

De esta forma, la compañía que cuenta con planta en Sabón y Boo (Cantabria) tras vender el complejo de Cee-Dumbría al fondo TPG Sixth Street Partners hace casi año y medio, llama a la puerta del Gobierno para optar a unas ayudas que se podrían enmarcar dentro de líneas de créditos avaladas por el Estado como las que se han venido canalizando a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), que ha movido más de 100.000 millones de euros desde la pasada primavera.

La decisión de acudir en búsqueda de programas de financiación que cuenten con el respaldo del Gobierno fue comunicada en una jornada en la que reveló pérdidas por valor de 11,9 millones de euros en su segundo trimestre fiscal (una tercera parte respecto a los números rojos de 37 millones de euros del mismo periodo del año anterior) y una caída de ventas del 39% hasta los 212,5 millones de euros.

Ferroatlántica forma parte del reguero de empresas que tienen previsto acudir al Gobierno para lograr financiación a tipos de interés atractivos, aunque, de optar por el mismo proceso que ha llevado a cabo en Francia, la compañía optaría por un préstamo o una línea de crédito, descartando otro de los mecanismos habilitados por el Ejecutivo central: el fondo de rescate. A este último, canalizado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), se han acogido firmas como Air Europa, Duro Felguera o Celsa (matriz de Celsa Atlántic, con planta en A Laracha). En este caso las compañías beneficiarias de las ayudas abren la puerta de su accionariado al Gobierno, ya que las operaciones se articulan a través de figuras como los préstamos participativos, deuda convertible o la propia recapitalización.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad