El Grupo Villar Mir es propietario de Ferroatlántica. EFE

La dueña de Ferroatlántica se dispara en bolsa entre rumores de compra

Las acciones de Ferroglobe se dispararon un 30% en la bolsa americana ante el interés de Apollo, Triton o Atitlan por entrar en su capital

Ferroglobe protagonizó ayer una de las mayores subidas de la bolsa norteamericana. Las acciones del grupo, propietario de la planta de Ferroatlántica en Sabón y participado al 55% por el Grupo Villar Mir, experimentaron una subida del 30,9% este martes entre tambores de compra y el relevo en su cúpula (Marco Levi sustituye a Pedro Larrea como CEO).

Y es que Atitlan (firma de capital riesgo dirigida por Roberto Centeno, yerno de Juan Roig), Apollo Asset Managament o Triton están evaluando la posibilidad de comprar Ferroglobe ante los bajos precios que todavía registran sus acciones (apenas 1,1 dólares, lejos de los 16 que registraba hace dos años). Esta situación ha desatado las alarmas del propio Nasdaq, el índice en el que cotiza, que le ha dado hasta mayo de margen para que sus acciones coticen por encima del dólar por acción (nivel que recuperó ayer) durante al menos diez sesiones consecutivas. De lo contrario, amenazan, podría quedar excluida de este selectivo.

Según El Confidencial, el movimiento de entrada en el accionariado de Ferroglobe no se produciría mediante la compra de acciones, sino mediante un acuerdo de financiación que vendría acompañado de una posterior conversión de esta deuda en capital.

Las estrecheces de Villar Mir

La operación permitiría aliviar la losa de una deuda que, pese a recortarse, todavía se situaba en 368 millones de dólares al cierre del tercer trimestre (unos 330 millones de euros al cambio actual) en una compañía que acumula pérdidas por valor de 212 millones de dólares (unos 185 millones de euros) en los nueve primeros meses del año.

Todo ello pese a hacer caja con la venta del complejo de Cee-Dumbría y las diez minicentrales hidroeléctricas de los ríos Xallas y Grande, qu efueron traspasados al fondo TPG Sixth Street Partners por 170 millones de euros.

No se trata de la única desinversión reciente del Grupo Villar Mir. La firma capitaneada por Juan Miguel Villar Mir decidió vender otra de las empresas que controlaba, Fertiberia, que fue a parar a manos precisamente del fondo Triton por un importe que rondaría los 200 millones de euros.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad