Feijóo tras la celebración del Consello de la Xunta. E.P.

Feijóo: "Hay interés de compañías y capital para comprar Alcoa"

El líder del PP gallego se decanta por nacionalizar la planta de San Cibrao antes que su cierre y condiciona su futuro a un precio estable de la energía

Alberto Núñez Feijóo ve posible la continuidad de la planta de aluminio de San Cibrao en manos de otra empresa que no sea Alcoa. El presidente gallego ha revelado tras el Consello de la Xunta que le consta el interés de diferentes grupos y empresas por hacerse con las riendas de la factoría siempre y cuando se les presente una factura energética más reducida que a la que se tiene que enfrentar la multinacional americana en estos momentos.

Nadie se quiere sentar para hablar sobre Alcoa con este precio de la energía, pero me consta que hay interés de compañías y capital para valorar la compra de Alcoa-San Cibrao si se les presenta un margen energético estable con un precio de entre 30 y 35 euros el megavatio”, ha argumentado Feijóo, que asegura que se trata de contactos “informales” y que todavía no hay ninguna propuesta cerrada sobre la mesa por la falta de previsión sobre el precio de la electricidad.

Interrumpibilidad y CO2

Es por ello que el presidente de la Xunta ha apremiado al Gobierno de Pedro Sánchez a tomar las medidas necesarias para rebajar el precio de la energía hasta esta horquilla de manera inmediata y no para dentro de dos años como se ha comprometido verbalmente el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo a través de la potenciación de los contratos bilaterales.

“Es una promesa electoral y un chantaje inaceptable”, ha criticado Feijóo, que asegura que la Xunta venía reclamando esta bajada de precios “desde hace dos años”, pero que, en el caso de llevarse a cabo, no estaría disponible hasta 2022.

Nacionalización antes que cierre

En pleno periodo de consultas formal para la negociación del expediente de regulación de empleo (ERE) para 534 trabajadores en Alcoa-San Cibrao, Feijóo ha hecho un llamamiento a “desautorizar” este proceso mediante la puesta en marcha de la subasta de interrumpibilidad para este segundo semestre, que, a su juicio, obligaría a paralizar el recorte que plantea Alcoa.

En paralelo, Feijóo, que ha reclamado que esta nueva subasta (todavía no convocada) incluya una partida muy superior a los 4,4 millones de euros repartidos en este primer semestre y, además, ha abogado por elevar hasta los 275 millones de euros las compensaciones por emisiones de CO2 para la industria.

“Si lo que pretende es salvar Alcoa yo tengo unas propuestas bastante más razonables que cualquier otra. Pero si el Gobierno no quiere dar un precio estable, que la nacionalice mañana, no pasado”, ha apuntado Feijóo que ha defendido que “lo lógico es que si un gobierno quiere mantener una industria y no está de acuerdo con el titular de esa compañía, que la nacionalice y busque un comprador” y puntualiza: “Pero para venderla se necesita un precio energético”.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad