Los trabajadores de Alcoa recrudecen sus protestas ante el anuncio de despido de más de 500 trabajadores. EFE (Eliseo Trigo)

Industria no convence a Alcoa: pide “garantías y certidumbre”

La compañía exige al Gobierno que aporte garantías por escrito sobre el precio energético antes de dar marcha atrás con el despido colectivo

Las propuestas del Gobierno para salvar la planta de aluminio de Alcoa en San Cibrao no hacen cambiar de opinión a la multinacional estadounidense. La compañía presida por Roy Harvey asegura que “cualquier propuesta para alcanzar un precio competitivo ha de ir acompañada de las suficientes garantías y certidumbre sobre su aplicación”, motivo por el cual descartan, por el momento, dar marcha atrás con su propuesta de expediente de regulación de empleo (ERE) para 534 empleados.

“La empresa continúa centrada en el proceso de consultas abierto con los representantes de los trabajadores para discutir alternativas y medidas. No se tomará ninguna decisión hasta que estas consultas hayan concluido”, aseguran desde Alcoa.

El comité pide garantías para tumbar el ERE

El comité de empresa apunta que Alcoa descarta cambiar la hoja de ruta marcada hasta que no se concreten “los marcos técnicos y los plazos”, presentados por el secretario general de Industria y Pyme, Raúl Blanco, durante la mesa de trabajo multilateral sobre el futuro de Alcoa-San Cibrao, en la que ha prometido verbalmente unos precios de entre 25 y 35 euros el megavatio hora.

“Si tuviésemos esos mecanismos por escrito por parte del Gobierno y con las fechas de cumplimiento, este sería uno de los motivos para poder tirar el ERE”, recalca el presidente del comité de empresa, José Antonio Zan, que insta a una reunión “entre las partes” para “echar abajo el ERE”.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad