José Silveira vuelve a apostar por los astilleros asiáticos para construir sus buques

Elcano recorta sus beneficios un 16% y acusa ya la crisis del Covid-19

La naviera de José SIlveira ganó 18,4 millones en 2019 y prevé un "freno" en 2020 por el golpe del Covid-19 al mercado petrolero, su principal cliente

Doble castigo para Naviera Elcano. A la compañía presidida por el empresario vigués José Silveira se le ha juntado la crisis por la pandemia del coronavirus con el desplome del precio del petróleo que amenaza con asestar un golpe al principal carburante de su cuenta de resultados.

Así lo revela la propia naviera en la memoria anual remitida al Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) durante la jornada de ayer. En ella figura una cuenta de resultados que muestra un recorte del beneficio de casi el 17% (pasa de 22,1 millones de euros a 18,4 millones) pese a disparar ingresos un 33,2%, hasta los 925,5 millones de euros cosechados el año pasado, un nivel que la compañía confiaba en superar a lo largo de 2020 hasta que el coronavirus se cruzó en su camino.

Del "optimismo" a la alerta

"El año 2020 comenzó con gran optimismo (…) sin embargo, la incertidumbre en el crecimiento económico por la crisis del coronavirus está actuando como un freno los mercados de fletes”, explica la compañía en su memoria anual, en la que también recalca que “las refinerías chinas se encuentran en mínimos de producción, por lo que los niveles de fletes se han corregido bruscamente a la baja”.

Y es que la alerta por el Covid-19 ha desplomado la demanda de petróleo para usos como el transporte, lo que, unido a la recesión en la que se sumirán las principales economías del mundo, hace presagiar un año aciago para el llamado oro negro. No en vano, las estimaciones de los expertos cifran en un 20% el recorte de la demanda mundial de petróleo (hasta los 80 millones de barriles diarios).

El 'combustible' mueve sus cuentas

Esta situación amenaza con asestar un golpe a la cuenta de resultados de Naviera Elcano. La compañía controlada por el Grupo Nosa Terra XXI (también dueño de Povisa hasta su venta a Ribera Salud el año pasado) disparó el transporte de petróleo y derivados un 22,8% el año pasado, hasta alcanzar los 45,7 millones de toneladas métricas. Este repunte le permitió compensar el descenso del 10,6% en productos sólidos (hierro, bauxita y carbón, segmento en el que tiene a Alcoa como cliente de referencia) y el leve crecimiento de su segmento de transporte de gas, que repuntó un 5,9% respecto a 2018.

Precisamente la buena marcha del petróleo hasta hace unos meses había motivado que la compañía, que arrastra una deuda neta de casi 378 millones de euros, ampliase su flota de tankers con el Castillo de Arteaga, su quinto buque de este tipo, que fue entregado en 2019 y que tiene de armador a Iberian Tankers 2 LTD.

El espejo de Paramés

Estas malas previsiones para el mercado petrolero están asestando un golpe en bolsa a una de las empresas competidoras de Naviera Elcano. Se trata de la compañía de transporte marítimo de gas y petróleo Teekay.

La firma, una de las apuestas estrella del inversor ferrolano Francisco García Paramés (conocido como el Warren Buffett español) ha perdido ya la mitad de su valor en bolsa en lo que va de año ante el descenso de actividad por el pinchazo en un mercado petrolero que, además, se ha visto zarandeado en las últimas semanas por la guerra de precios entra la OPEP y Rusia. 

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad