El presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas durante una reunión sobre violencia en el fútbol que tiene lugar esta tarde en el Consejo Superior de Deportes. EFE/Mariscal

El coste de cesar a Tebas: la Liga blindó su contrato en 2018

Javier Tebas pactó con la LFP un contrato de 2,5 millones y una cláusula de protección en caso de extinción de su contrato antes de que acabe su mandato

La crisis por el Caso Fuenlabrada ha dejado en entredicho la función de la Liga de Fútbol Profesional (LFP). La cúpula del Fuenlabrada ha descargado sobre esta institución toda la responsabilidad de los presuntos incumplimientos del protocolo cometidos antes y después de su polémico viaje a A Coruña en un movimiento que provoca que Javier Tebas se encuentre en el momento de mayor debilidad desde que accediese al cargo en abril del año 2013.

Pero el presidente de la Liga de Fútbol Profesional, que la temporada pasada se embolsó 2,13 millones de euros de sueldo fijo y otros 435.000 euros en variables, cuenta con un blindaje estrella. Y es que la LFP revisó el contrato de su presidente y, para hacer frente a una oferta multimillonaria que la Serie A italiana había puesto sobre la mesa de Javier Tebas, decidió subirle el sueldo e incluir diferentes cláusulas para disuadirle de una posible salida.

Destinos vetados

En concreto, el acuerdo se saldó con la puesta en marcha de dos cláusulas de protección. Una de ellas incluye una penalización para la Liga de Fútbol Profesional en el caso de que decida extinguir el contrato de Javier Tebas con anterioridad a la fecha de expiración de su mandato. Esta situación hace más difícil un posible cese en un momento en el que el propio Tebas se ha encargado de desmentir los rumores de una posible dimisión con la que especularon diferentes medios.

Además, en el caso de poner punto y final a su vinculación con la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas no contaría con plena libertad para decidir los nuevos caminos de su trayectoria profesional. Y es que el acuerdo para blindar a Tebas que fue respaldado por todos los equipos de la LFP a excepción de cinco (entre ellos el Real Madrid o el Athletic Club de Bilbao) restringe también “la prestación de sus servicios a clubes, entidades y/u organizaciones relacionadas con el fútbol y/o el área audiovisual”, asegura la LFP, aunque matiza que, a cambio, Tebas tendría “derecho por ello a cobrar una cantidad establecida en el contrato”.

De esta forma, Javier Tebas no podría recalar ni vincularse a ninguna de las empresas de su hijo, Javier Tebas Llanas, que, además de ser asesor jurídico del Fuenlabrada, está al frente de diferentes sociedades dedicadas al marketing deportivo o la organización de eventos, llegando a cobrar de algunos clubes de la propia LFP, tal y como detalló Economía Digital.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad