El presidente La Liga, Javier Tebas, lanzará Sportflix. EFE

Las cuentas pendientes de Javier Tebas con el Deportivo

El presidente de la LFP perdió en los tribunales un pulso millonario por el embargo al Dépor y su bufete intentó descender al equipo en 2018

El presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas, vuelve a cruzarse en su camino con el Real Club Deportivo de La Coruña. El máximo mandatario del fútbol español se encuentra en la encrucijada ante su gestión del Caso Fuenlabrada, que ya se salda con un total de 28 contagios en el club madrileño, y que ha provocado un caos en la Segunda División que ha vuelto a enfrentar su postura frente a la del Deportivo.

Y es que el presidente de la Liga de Fütbol Profesional (LFP) ya ha tenido una reciente disputa en los tribunales con el conjunto herculino. Audiovisual New Aged AIE, la sociedad que Tebas controló hasta 2013 y que se encargaba de gestionar las ayudas al descenso de los equipos de Primera y Segunda División, que el pasado mes de septiembre fue condenada a abonar 4,5 millones de euros a Hacienda por su gestión durante el embargo al Dépor.

Tebas dejó de ser el máximo responsable de la firma en 2013 (año de su nombramiento al frente de la patronal de los clubes de fútbol), pero en su propia memoria anual apunta al presidente de la Liga como socio destacado y, además, tiene su domicilio fiscal en el mismo inmueble en donde Tebas Coiduras (el despacho fundado por Javier Tebas) tiene su sede en Madrid. La firma recibió en octubre de 2011 la diligencia de embargo de créditos al Deportivo “para cubrir el importe de la deuda no ingresada en periodo voluntario, el recargo de apremio ordinario, los intereses, costas del procedimiento de apremio” por valor de 16,366 millones de euros.

“Créditos a terceros”

Sin embargo, la orden de embargo había sido incumplida, a juicio de los tribunales “de forma culpable” por Audiovisual New Aged, que canalizó 15,53 millones de euros al Deportivo tras activar el seguro por su descenso a Segunda División en la temporada 2010-2011. La firma aseguró, tal y como recoge la sentencia del Tribunal Supremo, que se había “limitado a cumplir el acuerdo de 16 noviembre 2010 pagando las deudas de los clubes descendidos que mantenían con otros clubes y jugadores”.

En concreto, Audiovisual New Aged AIE alegó que la cantidad embargada sería de 8,57 millones de euros, pero en febrero de 2014 fue declarada "responsable solidaria de las deudas del Real Club Deportivo de La Coruña" por importe de 4,462 millones de euros por la Dependencia Regional de Recaudación de la Delegación de la AEAT en Galicia. "Es el importe de los pagos que realizó”, según confirma la sentencia, Audiovisual New Aged, “a terceros distintos de la AEAT después de recibir la orden de embargo”, según acredita la sentencia.

“No puso a disposición de la Administración las cantidades que correspondían al Real Club Deportivo por ese concepto [las ayudas por descenso] por lo que se burló de una manera consciente esa orden de embargo que se trataba de aparentar como cumplida o con la intención de cumplirla con el abono de pequeñas cantidades que no alcanzaron nunca la cantidad que correspondía al club de fútbol”, apunta la sentencia del Tribunal Supremo, que desestima la demanda de Audiovisual New Aged AIE y respalda la resolución del Tribunal Económico Administrativo Central, que fijaba la cuantía del procedimiento en 4,46 millones de euros.

El despacho de Tebas y el descenso en 2018

Sin necesidad de llegar a los tribunales, Javier Tebas mantuvo otra disputa con el Deportivo en 2018. El Fuenlabrada recurrió a los servicios de su bufete de abogados para presionar a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y La Liga de Fútbol Profesional (LFP) para que forzasen el descenso administrativo del Deportivo a Segunda División. El movimiento se produjo cuando todavía restaban dos jornadas y, aunque las matemáticas ya no daban opciones al club herculino de salvarse, la bajada de categoría no podría consumarse hasta una vez finalizada la temporada.

Esta situación permitía que el Deportivo Fabril no tuviese ningún impedimento para disputar el playoff a Segunda División a pesar de que aún ganando sus tres eliminatorias no podría subir de categoría, ya que no podría compartir división con su club matriz la temporada siguiente. Es por ello que el Fuenlabrada, que recurrió al hijo de Tebas (permanece como asesor jurídico del club) decidió mover ficha para bajar al Dépor, dejar al Fabril en fuera de juego y avanzar una posición en la tabla y ser segundos, lo que le habría permitido enfrentarse a un cuarto clasificado y no a un tercero en la primera eliminatoria y, además, le concedería el factor campo. Sin embargo, las pretensiones del Fuenlabrada no salieron adelante y el Fabril disputó un playoff en el que acabaría cayendo al igual que el club madrileño.

El polémico Levante-Zaragoza

Por el contrario, Tebas sí remó de la mano del Deportivo en una causa judicial que gira en torno a un presunto amaño del Levante-Zaragoza de la última jornada temporada 2010-2011. El encuentro se saldó con victoria del equipo visitante por 1-2, que logró certificar la salvación a costa del Deportivo, que diría adiós a dos décadas ininterrumpidas sin bajar a Segunda División.

El club blanquiazul se personó como acusación particular en un caso en el que la Fiscalía cifraba en 1,7 millones las cantidades abonadas por la cúpula del Zaragoza a distintos miembros del Levante. Javier Tebas declaró como testigo y reveló que Javi Venta (exfutbolista del Levante) había confirmado a Fernando Roig (presidente del Villarreal) “que el partido estaba comprado”, al tiempo que se negó a identificar a un exfutbolista del Zaragoza que le había confesado el amaño del partido y que, según el presidente de la Liga, fue quien le animó a denunciar.

La sentencia de este caso en el que Javier Tebas se alineó con el Deportivo llegó a finales del año pasado y en ella el Juzgado de lo Penal número 7 de Valencia absolvió a los 36 jugadores a los que la Fiscalía y el Deportivo de La Coruña pedía penas individuales de dos años de cárcel. Tan solo Agapito Iglesias (antiguo propietario del Zaragoza) y el consejero Francisco Javier Porquera resultaron condenados con penas de un año y tres meses de prisión.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad