Alberto Lavandeira, de Atalaya Mining, en una visita a la mina de Touro
stop

Augas de Galicia impone una multa de 30.000 euros a Explotaciones Gallegas, uno de los socios de la mina de Touro, por vertidos en dos afluentes del Ulla

en A Coruña, 19 de septiembre de 2018 (13:22 CET)

Augas de Galicia ha sancionado a una de las mineras de Touro por un “vertido no autorizado” en los arroyos Burgo y Brandelos, dos afluentes del río Ulla. El organismo dependiente de la Consellería de Medio Ambiente ha impuesta una multa de 30.000 euros a Explotaciones Gallegas, la empresa que mantuvo la actividad de extracción de áridos en la zona una vez cerrada la mina de cobre y que ahora pretende reanudar la actividad minera con un macro proyecto en alianza con Atalaya Mining. Ambas empresas son socias en Cobre de San Rafael, la sociedad que tramita la autorización en la Xunta.

Augas de Galicia considera a Explotaciones del Cobre responsable de una infracción “leve” por el vertido en los afluentes del Ulla, según la resolución que desveló la asociación Aldea Viva. Sin embargo, resulta significativa para el debate social abierto en torno al nuevo proyecto minero, contra el que se han movilizado numerosas asociaciones y parte del arco parlamentario gallego. Uno de los temores respecto a la apertura de la mina de cobre es la posible afectación al marisqueo por el riesgo de que elementos contaminantes se filtren al río Ulla y acaben impactando en el sector pesquero de la Ría de Arousa.

Acusan a la minera de utilizar la mina como "vertedero"

Aldea Viva, a través de un comunicado, ha insistido en que la empresa titular de los derechos mineros "depositaba toneladas de residuos contaminantes que llegaban a los cursos fluviales", de modo que usaban la mina "como un macrovertedero, con el riesgo que eso supone para el medioambiente y la salud pública".

En el expediente, según Aldea Viva, Augas de Galicia "deja claro que la excusa de la recuperación paisajística que alega la empresa no le permite realizar vertidos contaminantes al dominio público". A pesar de ello, la asociación dice "echar en falta" medidas "para evitar nuevos vertidos", ya que, "a pesar de demostrarse los repetidos episodios de contaminación que está provocando esta compañía, sus responsables optan por tirar balones fuera".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad