Xulio Ferreiro, al fondo, con el presidente del comité de empresa de Alu Ibérica y concejales de la Marea Atlántica. Foto: MA

Xulio Ferreiro reaparece y pide la intervención de Alcoa y Alu Ibérica

El exalcalde de A Coruña por la Marea Atlántica, alejado de los focos en los últimos meses, solicita la intervención estatal de Alcoa y Alu Ibérica

La situación de Alcoa en San Cibrao ha derivado en que numerosos partidos politicos de siglas dispares, desde el BNG, al PSOE y al PP, solicitasen en el Congreso la intervención temporal de la única factoría de aluminio primario en España por parte del Gobierno central de cara a facilitar el mantenimiento del empleo y la actividad hasta la entrada de un nuevo inversor (en este caso, Liberty House, grupo británico que cuenta con el aval de la Xunta y el Ejecutivo de Pedro Sánchez). No obstante, este jueves, en A Coruña, el exalcalde de la ciudad por la Marea Atlántica, Xulio Ferreiro, ha reaparecido ante el foco mediático para solicitar no solo la intervención estatal de la fundición de A Mariña, sino también la de la factoría de Alu Ibérica en A Coruña. La plantilla de esta compañía, que Alcoa traspasó, junto con la planta de Avilés, en verano de 2019 a Parter, lleva meses realizando esta demanda. Especialmente desde que el fondo suizo vendió la mayoría accionarial de sus activos en la ciudad herculina y en Asturias a Grupo Industrial Riesgo.

La demanda de Ferreiro ha supuesto la 'reaparición' mediática del profesor de Derecho Procesal, que abandonó la primera línea política en mayo del año pasado, después de los resultados cosechados por la Marea Atlántica en las elecciones municipales. La formación municipalista bajó de diez a seis concejales y pasó a engrosar las filas de la oposición. El Concello herculino quedó en manos del PSOE de Inés Rey, quien, liderando un grupo de nueve concejales, logró hacerse con el bastón de mando al recibir el apoyo en la investidura de la propia Marea y del BNG. Ferreiro optó por dar un paso atrás y renunció a su acta de concejal en el Consistorio coruñés, si bien durante este tiempo se ha mantenido en los órganos de dirección de la Marea (forma parte de su Coordinadora).

La industria pide intervenciones

Aunque desde 2019 la agenda política de Ferreiro se ha reducido de forma notable, el pasado verano participó en distintos actos de campaña de Galicia En Común, la lista liderada por Antón Gómez Reino, diputado en el Congreso de Unidas Podemos, que se quedó fuera de Parlamento gallego, al pasar el denominado espacio rupturista de los 14 escaños conseguidos en 2016 a cero. Al margen de esta campaña, la actividad política del exalcalde estaba fuera de la esfera pública.

No obstante, este jueves, Ferreiro reapareció para solicitar la intervención estatal tanto de la planta de aluminio primario de Alcoa en San Cibrao como las de A Coruña y Avilés en manos de Alu Ibérica. Lo hizo en el marco de la concentración convocada por el comité de empresa de la planta coruñesa, de la que dependen cerca de 400 puestos de trabajo directos. Ferreiro insistió en que "los gobiernos central y autonómico no pueden ponerse de perfil delante del cierre de las fábricas de aluminio, una situación gravísima para el tejido industrial de A Coruña y A Mariña". "Hay que actuar para que la industria no se quede sin futuro y por la dignidad de Galicia y A Coruña. No puede consentirse que la codicia de las grandes empresas deje a Galicia sin esta industria", expuso.

Hay que tener en cuenta que, bajo el mandato de Ferreiro en A Coruña, Alcoa anunció su intención de cerrar sus factorías en A Coruña y Avilés. Finalmente, la multinacional americana accedió a poner en marcha un proceso de puja que estuvo tutelado por el Gobierno central y por la ya entonces ministra de Industria Reyes Maroto que derivó en el traspaso de ambas fábricas al fondo Parter. El actual 'pretendiente' de la factoría de San Cibrao, Liberty House, se interesó por ambos activos en ese proceso de puja, pero los de Pittsburgh prefieron dejar las compañías en manos del fondo suizo, que menos de un año después vendió la mayoría de las mismas al grupo Riesgo. El comité de empresa de Alu Ibérica en A Coruña asegura que esta firma no está llevando a cabo las inversiones comprometidas. Este jueves, el presidente de la representación social, Juan Carlos López Corbacho, avanzó que los sindicatos llevarán ante la Fiscalía la "ilegalidades" que, a su juicio, se produjeron en la compraventa de la instalación.

La irrumpción de Ferreiro se produce justo en un momento de especial controversia en la Marea Atlántica, después de que Podemos escenificara su ruptura con la formación municipalista este mismo mes. Con la marcha del consistorio herculino del edil de MA Xiao Varela, era Isabel Faraldo, de la formación local de Podemos, quien debía ocupar su puesto en los bancos de la Marea. No obstante, la formación morada acordó que Faraldo entrase como concejala no adscrita en el Concello coruñés, dejando a la Marea Atlántica con un concejal menos en sus filas. El grupo solicitó públicamente a Faraldo que reconsiderase su decisión para no impulsar "una nueva operación de transfuguismo".

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad