Imagen exterior del Hospital Clínico de Santiago / Europa Press

Revuelta del personal de UCI de Santiago contra la gerente del Sergas

El personal del Hospital Clínico de Santiago convoca huelga indefinida a partir del 16 de noviembre y pide la dimisión de Eloína Núñez

Huelga y peticiones de dimisión en las unidades de cuidados intensivos (UCI) de adultos del Hospital Clínico de Santiago de Compostela. El personal del centro está llamado a una huelga indefinida a partir del 16 de noviembre para protestar contra sus gestores.

El movimiento, que, según defiende, no afectará a la asistencia a los pacientes, será el último de un calendario de movilizaciones que se ha iniciado con una concentración ante el Hospital Clínico este jueves en la que se han criticado las "deficiencias" con las cuenta este servicio en el que, aseguraron los representantes del personal, no se tiene previsión de cómo cubrir las bajas laborales de haberlas y en las que se han suspendido los permisos y vacaciones por la "falta" de personal para cubrir huecos.

Según recalcan los convocantes, no hay personal en las listas de contratación para suplir posibles ausencias, algo que han achacado a que la gente ha quedado "quemada" con esta área sanitaria y o bien se han ido a otras o se han marchado a otras comunidades o países. "Y ahora vemos que no hay personal", han apuntado, al respecto de lo que han recordado que los aparatos que se usan en esta unidad son "muy específicos" por lo que no se resuelve con trasladar personal de otras unidades. La portavoz del personal de la UCI, la enfermera Rosa González, ha señalado que las obras en el servicio comprometidas por el servicio en el mes de junio no se hicieron. "No se ha hecho absolutamente nada, estamos en las mismas condiciones duras, durísimas de trabajo", ha censurado.

Petición de dimisiones

Es por ello que el colectivo pide también la “dimisión” de la gerencia del área sanitaria, que dirige Eloína Núñez, a quien piden su "dimisión" por la situación en la que se encuentra esta unidad. "Estamos reivindicando que se haga la obra por el bien y la seguridad de los pacientes, no estamos reivindicando nada económico, nada para nosotros, ni días ni vacaciones, no estamos pidiendo nada para nosotros, sino unas condiciones dignas para nuestros pacientes", ha subrayado Rosa González.

Alberto Rodríguez Lamas, trabajador en la UCI desde hace 20 años, ha apuntado que hay "una falta de planificación total" y de "humanización" de la unidad. "Trabajamos todo sobre la marcha, sin planificación. Vienen compañeros nuevos que no tienen ningún tipo de formación porque no hay plan de formación para la gente que viene nueva", ha denunciado.

Este trabajador asegura que "no se hizo absolutamente ninguna obra ni reforma". Así, no hay circuitos cerrados para trabajar "con seguridad", tienen que estar con los equipos de protección en todo momento, lo cual también va "en contra" de los propios pacientes, así como "no hay intimidad" porque es "completamente abierto" y si algún paciente no está sedado "está viendo todo".

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad