El alcalde de Barbadás, el socialista Xosé Carlos Valcárcel

El alcalde de Barbadás denunciará a la Xunta por las restricciones

El regidor socialista asegura que las restricciones limitan "derechos fundamentales" y que la incidencia del virus es inferior al límite marcado por Sanidad

El alcalde de Barbadás se rebela contra las restricciones de la Xunta. El regidor de la localidad ourensana, el socialista Xosé Carlos Valcárcel, amenaza con llevar las restricciones aprobadas por la Xunta de Galicia este martes “ante la justicia” al entender que la decisión "limita derechos fundamentales" sin un soporte de datos sanitarios que lo amparen.

Valcárcel asegura que "Barbadás no es Ourense" después que el comité de expertos sanitarios de la Xunta haya decidido que ambos municipios queden confinados por el aumento de casos de coronavirus y asegura no estar de acuerdo con ellas, aunque "serán acatadas" siempre y cuando la justicia no las tumbe.

"No es entendible"

El regidor de Barbadás ha defendido la labor realizada en tareas de desinfección y la atención sociosanitaria para minimizar el impacto del coronavirus, al tiempo que ha avisado que el concello ourensano no cumple en la actualidad una ratio mínima para tomar una medida tan drástica como "el confinamiento de la población".

A este respecto, se queja de que "no es entendible", ya que actualmente hay 40 casos positivos "para una población de 11.000 habitantes", una cifra inferior a la acordada por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, de ámbito estatal en el que están representadas las comunidades autónomas, al tiempo que ha cargado sobre Ourense la responsabilidad del rebrote en Barbadás.

Culpa a Ourense

Según el alcalde socialista "no se controló" la segunda ola en la ciudad de Ourense, lo que, unido a que la movilidad entre ambos municipios es "muy estrecha" por su cercanía, puestos de trabajo y de estudio se encuentran en la capital de la provincia, ha disparado los casos en Barbadás. De hecho, Valcárcel ha subrayado que si se hubiera "confinado Ourense a tiempo" no habría sido necesario haber aplicado estas restricciones. También ha achacado este crecimiento a que cuando se restringió "el consumo en bares con no convivientes" en Ourense, "muchos vinieron a este ayuntamiento". "Se podría haber evitado", asevera, si se hubieran tomado "medidas con anterioridad".

También ha recordado que el Partido Popular y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, votó en contra de esta medida, incluso cuando se superaban los 500 casos positivos, y ha lamentado que "ahora ese es el argumento para confinar Barbadás". El regidor recrimina que la Xunta "tiene una postura de falta de apoyo" al ayuntamiento, pues no lo incluye en el mismo "pack" con Ourense para los aspectos positivos como los presupuestos, pero sí para adoptar restricciones.

No se ha producido ningún "caso grave", especialmente, en el sector de la hostelería del municipio, destaca también el alcalde, quien ha incidido en que estas medidas "van a afectar gravemente al tejido social y económico". Finalmente, apunta que esta situación solo se deriva de una "incompetencia e incoherencia" en la gestión de la emergencia sanitaria de Galicia "realizada por la Xunta de Galicia", a quien le pide "un trato justo" para el concello.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad