Julio García Comesaña, conselleiro de Sanidade / E.P.

La Xunta justifica las restricciones en Ourense: es una "bomba vírica"

Sanidade defiende la necesidad de cerrar Ourense tras revelar que la ciudad ha sumado 439 nuevos casos en los últimos 14 días

El conselleiro de Sanidade sale al paso para explicar el mayor confinamiento realizado en Galicia desde la entrada en la llamada nueva normalidad. Julio García Comesaña ha justificado la necesidad de aplicar "medidas más drásticas" como las aprobadas este martes para frenar el avance del coronavirus en Ourense (que ha sumado 138 casos nuevos en tres días) y Barbadás y ha instado a la población a que extreme las medidas de precaución.

"No es un juego de picaresca, de cómo escapar de las medidas", ha incidido el conselleiro, quien ha subrayado que las medidas adoptadas "intentar prevenir el contagio, no castigar a nadie", ha recalcado García Comesaña después de detallar que según los últimos datos actualizados, Galicia cuenta con 4.068 casos activos de Covid-19, 51 menos que este martes, 34 pacientes en UCI -uno menos- y 185 en otras unidades de hospitalización -14 menos-, mientras 3.949 pacientes están en seguimiento domiciliario, por lo que ha concluido que la situación general en Galicia "sigue siendo estable, con cierta tendencia a la baja a día de hoy".

La situación de Ourense

No obstante, el conselleiro ha puntualizado que hay "situaciones diferentes" dentro de la comunidad gallega, por lo que el comité clínico ha acordado medidas para la provincia de Ourense, mientras que en el resto de áreas sanitarias se mantienen sin cambios con respecto al viernes pasado.

Sobre el caso concreto del municipio de Ourense, la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán, ha concretado que se han registrado un total de 439 nuevos casos en los últimos 14 días, situando la tasa de incidencia acumulada en 417,2 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, lo que supone situarse "entre cuatro y cinco veces por encima" de las cifras en el conjunto de Galicia. Además, la tasa de positividad de PCR se sitúa en el 11% en Ourense, mientras que Barbadás presenta una tasa de incidencia acumulada de 280,9 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos siete días, al tiempo que ha alertado sobre la situación en O Barco de Valdeorras y Verín.

Una "bomba vírica"

Por su parte, el gerente del Sergas, José Flores, ha asegurado que la capacidad asistencial en los hospitales del área sanitaria ourensana "está garantizada" se ha aplicado el plan de contingencia. y "por debajo de la ocupación de la primera oleada". En este sentido, ha defendido que con estas medidas pretenden "anticiparse" y ha reiterado que la capacidad asistencial está "totalmente garantizada".

El cierre perimetral de Ourense y Barbadás (sus habitantes solo podrán abandonar el concello para ir al trabajo) no se aplican a ningún otro concello gallego por el momento, algo que Sergio Vázquez, del comité clínico, ha justificado por la necesidad de "evitar el contagio del virus fuera de esta zona", que ha definido de “bomba vírica”. Para el doctor Vázquez Estévez la restricción de la movilidad permitirá "controlar la expansión del virus". Por ello, ve "importante" recordar a al población "que no salga de su zona" y matiza que "se pueden mover en sus ayuntamientos". Es por ello que ha matizado que "no es un confinamiento, son restricciones de la movilidad en un perímetro" en Ourense y Barbadás, ha puntualizado. Por ello, ha apelado a que "la gente cumpla las restricciones para no tener que tomar medidas más drásticas para frenar la expansión del virus".

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad