Un ciclista en la Praza Maior de Ourense

La Xunta decreta su mayor confinamiento: 115.000 personas

Tras asegurar que el confinamiento estaba "muy lejos" según los criterios del Ministerio, Sanidade prohíbe las entradas y salidas de Ourense y Barbadás

Dos días después de que el conselleiro de Sanidade señalase que el confinamiento estaba “muy lejos” de cualquier ciudad gallega según los criterios del Ministerio, la Xunta ha decidido restringir la movilidad en Ourense y en el municipio limítrofe de Barbadás. Desde el próximo jueves a las 00.00 horas quedará prohibida la entrada y salida de esos concellos, donde ya se habían establecidos duras restricciones, como la de prohibir las reuniones de personas no convivientes.

El cierre de Ourense y Barbadás es la medida más drástica que ha tomado el Gobierno gallego desde que cesó el estado de alarma y se puso al frente de la pandemia, ya que supondrá el aislamiento de más de 115.000 personas, según los datos de población del IGE. En A Mariña, donde se adoptó una restricción similar justo antes de las elecciones, había unos 70.000 habitantes afectados.

Como la Xunta ha achacado a la vida social la propagación del coronavirus desde los primeros rebrotes del verano, las restricciones a la movilidad más allá del municipio tienen como excepción ir al trabajo, así como desplazarse a un centro educativo o por razones de salud. Dicho de otra forma, estarán justificadas las salidas y entradas en Ourense y Barbadás si son por motivos laborales, educativos o médicos.

Más de un millar de casos activos por coronavirus

La decisión se tomó en la reunión del martes por la tarde del comité clínico, que justificó el cierre de los municipios para proteger, “con la máxima intensidad posible”, la salud de la población, contener los contagios y evitar su propagación a otros territorios.

Los últimos datos del departamento que dirige Julio García Comesaña sitúan en 1.084 los casos de coronavirus en el área sanitaria de Ourense, de los que casi el 50%, 501 casos, están en la capital. En un día se detectaron 88 nuevos positivos en la provincia, que actualmente es el gran foco de contagios en Galicia.

Las restricciones contra el Covid-19

Además del aislamiento de los dos municipios, las restricciones vigentes conllevan que los bares y cafeterías no puedan servir en el interior de los establecimientos y deban limitarse a las terrazas en grupos de un máximo de cinco personas.

Los restaurantes solo podrán servir a un grupo máximo de cinco personas por mesa y se mantiene la prohibición de reuniones entre personas no convivientes, que también está vigente en O Barco y Verín.

Alerta en toda la provincia

Entre las restricciones generales que afectarán también a O Carballiño, O Ribeiro y Allariz, además de los municipios ya mencionados, se incluyen la limitación de los aforos al 50% en los establecimientos comerciales, de restauración y hostelería -donde además estará prohibido el consumo en barra-, así como en bibliotecas, academias, autoescuelas y centros privados de enseñanza no reglada, entre otras.

También se establece la limitación del número máximo de personas en las reuniones tanto privadas como en la vía pública en diez, en caso de que no estén ya prohibidas; así como la reducción de los aforos en celebraciones, velatorios y lugares de culto.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad