El presidente de Asturias, Adrián Barbón, en una imagen de archivo

Covid-19: Asturias pide un confinamiento domiciliario de 15 días

Su presidente, Adrián Barbón, pide al Gobierno que le autorice un confinamiento domiciliario de 15 días y la suspensión de toda actividad "no esencial"

Alerta en Asturias por el repunte del coronavirus. El Principado ha solicitado al Gobierno central que le autorice un confinamiento domiciliario de 15 días y la suspensión de "toda la actividad económica no esencial" a partir del miércoles para hacer frente al aumento de la presión asistencial y de los contagios.

La decisión ha sido anunciada hoy por el presidente del Principado, Adrián Barbón, tras reunir con carácter de urgencia al comité de crisis de la covid-19 y después de que ayer la comunidad autónoma pasase al nivel cuatro de alerta (riesgo extremo) tras superar los 3.000 contagios en los últimos ocho días de octubre.

El Gobierno asturiano defiende estas medidas y el adelanto del toque de queda a las 10 de la noche (dos horas antes del fijado actualmente) para "intensificar la disminución de la movilidad y de la interacción personal" en un momento "crítico" en el que se ha disparado la presión asistencial y el índice de positividad se mantiene entre el 6% y el 10%, por encima del umbral del 5% que la OMS fija para considerar controlada la pandemia.

Se dispara la presión hospitalaria

El movimiento, pendiente de recibir la autorización del Gobierno central se produce después de que el número de pacientes hospitalizados superasen los 625. De ellos, casi un centenar ocupan camas de cuidados intensivos (UCI), servicio en el que más del 30% de las plazas ya es para pacientes con Covid-19, unos niveles de saturación que triplican a los de Galicia (en torno al 10%).

Además, falta de conocerse los datos del domingo, el sábado se contabilizaron diez fallecidos y 73 ingresos hospitalarios, 13 de ellos en la UCI, de pacientes con coronavirus o sospechosos de tenerlo, así como 282 nuevos casos confirmados mediante pruebas PCR.

Desde la semana pasada, en Asturias hay establecido un cierre perimetral de toda la comunidad autónoma y de sus tres principales municipios, Oviedo, Gijón y Avilés, hay toque de queda entre las doce de la noche y las seis de la mañana, hay prohibición de mantener reuniones con más de seis personas y está decretado a las once de la noche el cierre de la hostelería, que no tiene permitido servir en barra.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad