stop

Carlos Solchaga, Eduardo Serra y Ana Palacio, consejeros de la biotecnológica, ven cómo Europa tumba un anticancerígeno en el que Pharma Mar tenía todas la

en A Coruña, 16 de diciembre de 2017 (05:00 CET)

Cuenta con uno de los consejos de administración más politizados del mercado continuo. Y ni con esas. José María Fernández de Sousa-Faro, el presidente de la biotecnológica Pharma Mar, sabe lo que son los grupos de presión, claves para poder sacar adelante iniciativas en mercados regulados o que se enfrentan a alambicados procesos de autorización. Es el caso de los anticancerígenos de Pharma Mar. Pero a Fernández de Sousa sus consejeros estrella no le acaban de resolver los problemas.

Tres nombres de fuste se sientan en el consejo de administración de Pharma Mar. Se trata del socialista Carlos Solchaga y los populares Ana Palacio y Eduardo Serra. Tres pesos pesados de la política española, con buenas agendas que, a pesar de ello, no logran que su influencia en Europa se haga notar. De hecho, el Comité Europeo de Medicamentos de Uso Humano acaba de rechazar la solicitud de comercialización del anticancerígeno Aplidin, un de los fármacos estrella de la compañía.

Veteranía

Ana Palacio es, entre los tres expolíticos,  la consejera más veterana en Pharma Mar. La que fue ministra de Asuntos Exteriores entre 2002 y 2004, con Aznar en La Moncloa, sustituyó a su hermana Loloya en el mismo puesto, en el consejo de administración, tras el fallecimiento de la que fuera en su día también ministra de Agricultura. Ana Palacio es consejera de la biotecnológica desde junio de 2009.

Los casos de Solchaga y Serra son más recientes. El que fue todopoderoso ministro de Economía de Felipe González se incorporó al consejo de la compañía en 2015, el mismo año en que se sumó al sanedrín de Fernández de Sousa el exministro Eduardo Serra. Con Aznar, Serra fue ministro de Defensa entre 1996 y 2000, en la primera legislatura del PP tras Felipe González. 

Los tres exministros son consejeros independientes de la compañía. Fernández de Sousa-Faro optó con su incorporación por nutrir al equipo de Pharma Mar con influyentes personajes de la política que desempeñan una intensa actividad a través de consultorías y gabinetes jurídicos. En el caso de la Aplidina, visto lo visto, se tendrán que aplicar mucho más. Ahora, la Comisión Europea será la encargada de emitir la decisión final, que podría llegar en abril de 2018. Es toda una cuenta atrás. ¿Lograrán influir los Solchaga, Palacio y Serra esta vez?

Hemeroteca

PharmaMar
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad