stop

La cotización de la farmacéutica que preside José María Fernández de Sousa estuvo bloqueada cinco horas ante la avalancha de órdenes de venta

en A Coruña, 19 de enero de 2018 (14:34 CET)

En el arranque de 2017, Pharma Mar era de las cotizadas con mejores perspectivas de revalorización. Se esperaba que iniciara el 2018 con la licencia para comercializar el antitumoral Aplidin en el bolsillo y con los resultados positivos del prometedor tratamiento contra el cáncer de ovarios Zepsyre. Pero ambos objetivos naufragaron.

La farmacéutica que preside José María Fernández de Sousa anunciaba este jueves que el estudio Corail fase III para Zepsyre no había obtenido los resultados deseados, unos meses después de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) rechazase la comercialización de Aplidin.

Cinco horas le ha costado a Pharma Mar reponerse del último golpe. Ese fue el tiempo que estuvieron bloqueados los títulos de la compañía ante la avalancha de órdenes de venta que provocó el naufragio del estudio clínico, comunicado a última hora del jueves.

Los títulos arrancaron la sesión desplomándose más de un 40%. Se activó el mecanismo automático denominado inhibición de la cotización, pensado para dar estabilidad a un valor que sufre episodios de enorme volatilidad.

Levantado el bloqueo, las acciones de Pharma Mar mejoraron levemente, pero no evitaron el batacazo. Cierran sesión con una caída del 34%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad