El responsable del grupo PSA em España, Juan Antonio Muñoz Codina (i), junto al director de PSA-Vigo, Ignacio Bueno, el presidente de la XUnta, Alberto Núñez Feijóo, y el conselleiro de Economía Emprego e Industria, Francisco Conde
stop

La industria de la automoción facturará 2.000 millones de euros más en Galicia con el desarrollo de los coches autónomos de PSA y su fábrica 4.0

Economía Digital Galicia

El responsable del grupo PSA em España, Juan Antonio Muñoz Codina (i), junto al director de PSA-Vigo, Ignacio Bueno, el presidente de la XUnta, Alberto Núñez Feijóo, y el conselleiro de Economía Emprego e Industria, Francisco Conde

en A Coruña, 22 de febrero de 2019 (14:36 CET)

El sector de la automoción se prepara para un nuevo salto en Galicia. La factoría viguesa de PSA y sus auxiliares crearán otros 4.000 empleos hasta el año 2021. Así lo avanzó este viernes el director de la planta del grupo en Balaídos, Ignacio Bueno, que explicó que el proyecto Factoría 4.0 en el que colabora con el CTAG permitirá elevar la facturación del sector en “2.000 millones de euros”, según avanzó Bueno.

El grupo galo ha destinado ya un total de 122 millones de euros a un proyecto con el que aspira a convertirse en referente en el desarrollo del coche autónomo o la adaptación de la fábrica 4.0. Bueno realizó estas declaraciones en un acto en el que también participaron el conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco Conde, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. El líder del Gobierno gallego recalcó que este movimiento convertirá a la factoría de PSA en Balaídos como una de las fábricas "de mayor competitividad del mundo". No en vano, es una de las plantas piloto del grupo para la llamada factoría 4.0, que en los próximos años se irá trasladando al resto de centros.

Un “anillo verde”

Otro de los temas que se abordaron durante el evento es la posible ampliación de la factoría de Balaídos. Ignacio Bueno recalcó que PSA estaría “interesada” ante una ampliación del polígono para asentar allí a proveedores y reducir costes logísticos.

El interés fundamental para esta operación es, según Bueno, que la integración de la fábrica sea lo mejor posible” y que se mantenga “una buena relación con el entorno”. Es por ello que una de las líneas rojas en este plan sería la puesta en marcha de un “anillo verde” que facilitase la “integración” del polígono de Balaídos en el entorno.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad